Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

FRANCISCO BLANCO | Cabeza de lista del PSOE al Senado por Asturias

"Es un sinsentido cerrar las térmicas en Asturias y tener que comprar a Marruecos electricidad"

"El PSOE defiende la Constitución y aboga por el diálogo y la moderación, mientras que la derecha y los independentistas se alimentan unos a otros"

Francisco Blanco.

Francisco Blanco. MARCOS LEÓN

Francisco Blanco (Gijón, 1969) es licenciado en Administración y Dirección de Empresas y Doctor en Economía y profesor titular del área de Economía Pública en la Universidad de Oviedo desde hace más de un cuarto de siglo. Fue concejal del Ayuntamiento de Gijón y durante dos años consejero de Empleo,

- ¿Qué hará en el Senado?

-Lo mismo que hasta ahora: preocuparme de la sociedad en la que vivo e implicarme en ella.

- ¿Para qué sirve y para qué debería servir el Senado?

-Tenemos que reconocer que el Senado ha fracasado como cámara de representación territorial. Hay que reformarlo porque es un instrumento muy útil; un instrumento democrático, plural, transparente y donde están representados todos los partidos, así que tiene todas las virtudes para que se hable allí de los problemas de articulación territorial que tiene el país, de cómo articular el territorio y las comunidades autónomas. Y apenas lo estamos utilizando. Es una oportunidad perdida. Deberíamos darle al Senado la última palabra en problemas como la financiación autonómica u otros asuntos que afectan a las comunidades autónomas, a las relaciones de estas entre sí y de ellas con el Estado. Por ejemplo, ¿por qué no institucionalizar que la Conferencia de Presidentes o las Comisiones Sectoriales tengan su sede en el Senado?

- Haría falta un pacto muy amplio para conseguirlo...

-Efectivamente, haría falta un pacto de Estado entre los partidos políticos para aprovechar ese instrumento que ya tenemos.

- ¿Ve posible ese acuerdo en la situación actual?

-Los políticos estamos para hablar y llegar a acuerdos, pero estamos viendo cierta radicalización en la derecha, que ha tomado el camino de la crispación y el enfrentamiento, muy contraria al diálogo. Para andar pegándose no hacen falta políticos, eso lo hacen los ciudadanos solos.

- La derecha habla exactamente lo mismo, de crispación y radicalización, pero por parte de la izquierda y los independentistas...

-Sí, porque se alimentan unos a otros. La derecha y los partidos más independentistas están en un juego de polarización por intereses puramente electorales, mientras el PSOE se mantiene en el medio, abogando por el diálogo y la moderación. El independentismo ha crecido por la cerrazón de la derecha: Mariano Rajoy cogió Cataluña con un diez por ciento de independentistas y la dejó con un cuarenta y ocho.

- El PSOE parece estar más cerca de los independentistas que de la derecha.

-Siempre hemos dicho que estamos contra la independencia y contra el referéndum de autodeterminación y que defendemos la Constitución. Y lo hacemos más que la derecha, que está cuestionando el Estado de las autonomías. El PSOE es el partido que defiende en su mayor literalidad la Constitución. Si alguien dice lo contrario es por interés electoral.

- La oposición esgrime que el PSOE se apoyó en los independentistas para gobernar...

-El PSOE tuvo el voto de partidos independentistas y no independentistas para echar a Mariano Rajoy porque era escandaloso el nivel de corrupción que había en este país. Y cuando los votos independentistas fueron necesarios para aprobar un presupuesto no los tuvo y fue necesario convocar elecciones.

- En Asturias cierran las térmicas alegando que contaminan, pero se compra electricidad a Marruecos, que la produce también en térmicas pero no paga derechos de emisión...

-Es una incoherencia clara de Europa, un sinsentido que debemos corregir mediante "ajustes en frontera", una especie de aranceles que se aplicarían al entrar en Europa los productos que no sufrieron esos costes. Estamos con ello en Bruselas. No puede ser exportar empleo e importar dióxido de carbono. Europa ha caído a veces en estos asuntos en cierto quijotismo que hay que corregir.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats