11 de septiembre de 2018
11.09.2018

Convivencia "con-ciencia-da" para el nuevo curso

La comunidad educativa asturiana afronta el nuevo curso con el marcado objetivo de mejorar la convivencia y la participación de todos sus miembros en los centros

11.09.2018 | 08:19
La comunidad educativa de un centro asturiano, reunida durante una actividad colectiva.

Empieza el curso, la vuelta a las clases, el reencuentro con compañeros y compañeras y el planteamiento de nuevas metas, así como una mochila cargada de proyectos e ilusiones. La comunidad educativa asturiana afronta el nuevo curso con un importante objetivo, que cuida y mantiene día a día como seña de su propia identidad: mejorar la convivencia y la participación de todos los miembros de la comunidad educativa en los centros educativos.

Aprender a convivir es una de las líneas de actuación prioritarias de la Consejería de Educación y Cultura del Principado, puesto que los constantes cambios que afectan a la sociedad en la que nos movemos día a día exigen de la escuela procesos de adaptación continuos. Ésta asume el reto de formar personas capaces de reconocer al otro y avanzar hacia una nueva cultura en las relaciones y en las rutinas escolares que se centre en las personas y su bienestar.

Asimismo, trabajan para formar a personas capaces de respetarse a sí mismas y de respetar a las demás viviendo en paz, una paz asentada en la justicia y no en la mera ausencia de conflictos, y tratan de formar a ciudadanas y ciudadanos capaces de mejorar la sociedad en la que viven y no sólo depositarios de conocimientos académicos. No se trata sólo de formar personas competentes para una sociedad futura, los escolares asturianos son ya capaces de provocar cambios para mejorar su entorno, tal como lo demuestran las numerosas experiencias que se llevan a cabo en los centros educativos de la región, donde son los propios alumnos y alumnas quienes gestionan proyectos de mejora de la convivencia o participan en programas de mediación o de aprendizaje con resultados de éxito. Se trata de sentar las bases del camino del aprendizaje para la vida que empiezan a recorrer en los años escolares.

Conscientes de que la mejora de la convivencia y la participación es responsabilidad de toda la comunidad educativa asturiana, desde la Consejería de Educación y Cultura se ha elaborado una propuesta integrada que trata de optimizar los recursos existentes en el marco de una escuela inclusiva para todos y todas. Es éste el marco en el que surge y se desarrolla el plan estratégico para la mejora de la convivencia y la participación en los centros docentes del Principado de Asturias. Fue presentado a finales de 2017, primero a los centros docentes y posteriormente al resto de la comunidad educativa. En el marco de esta presentación, se solicitaron aportaciones y propuestas de mejora a los diferentes miembros de esta comunidad, la cual respondió de forma positiva y constructiva, realizando sugerencias que permitieron enriquecer la propuesta inicial y poner en marcha al inicio de este curso 2018-2019 el plan estratégico para la mejora de la convivencia y la participación en los centros docentes del Principado de Asturias.

Éste permitirá generar espacios de reflexión y de intercambio de información entre los diferentes agentes de la comunidad educativa para crear un modelo de convivencia positiva que, basado en planteamientos democráticos, permita ofrecer a la comunidad educativa un marco de referencia explícito que responda a las cuestiones básicas de qué, quién, cómo, cuándo y dónde actuar para optimizar la convivencia en los centros educativos y, en consecuencia, en la sociedad asturiana.

Supone un importante paso adelante en el ámbito de la mejora de la convivencia, primero porque se fundamenta en modelos educativos basados en evidencias contrastadas y sustentados en valores tales como igualdad, participación, respeto a la diferencia, honestidad, sentido de comunidad, etcétera, y, segundo, porque contempla acciones educativas que van más allá del cumplimiento de la norma y la aplicación de medidas sancionadoras, en caso de su incumplimiento, o de programas pensados para abordar la prevención y la intervención ante cuestiones que afectan a la convivencia en el centro educativo y que discurren de forma paralela al currículo.

El plan estratégico para la mejora de la convivencia y la participación en los centros docentes del Principado pretende preparar a las alumnas y los alumnos para desenvolverse, tanto en la sociedad que les toca vivir en el presente como para la que se encontrarán en el futuro como ciudadanas y ciudadanos competentes, responsables del bienestar colectivo, del desarrollo sostenible y justo o de la igualdad de mujeres y hombres, todo ello en el marco de una sociedad solidaria y democrática.

La Consejería de Educación y Cultura aborda la puesta en marcha del plan estratégico a través de tres programas que se irán implementando de manera progresiva a lo largo de un ciclo de 3 cursos escolares y que incluyen:

1.º- El análisis de la realidad del contexto de los centros y valorando fortalezas y debilidades, así como posibilidades y limitaciones para abordar procesos de mejora.

2.º- La puesta en marcha de proyectos de centro que faciliten la gestión de la convivencia contando con la participación de todos los miembros de la comunidad educativa: alumnado, profesorado, familias y personal no docente, siempre enmarcados en el contexto previamente estudiado.

3.º- La apertura de los programas de mejora de la convivencia al entorno y facilitando la participación de distintos agentes sociales, institucionales y educativos, de forma que se establezcan líneas de actuación y colaboración que progresivamente pasen a formar parte del Plan Integral de Convivencia .

De esta forma, se inició el presente curso la puesta en marcha del plan estratégico con una Jornada se sensibilización y divulgación del mismo con el lema: "La convivencia escolar como factor de éxito en los centros educativos". Dicha jornada, organizada por el servicio de orientación educativa y formación del profesorado, tuvo lugar el día 6 de septiembre, con una participación de más de medio millar de personas, la mayoría docentes, si bien contó de igual modo con la presencia de miembros de otros organismos e instituciones tales como la Universidad de Oviedo o la Universidad Internacional de la Rioja (UNIR), de UNICEF, de ONG como MasPaz, Nómades, CISE, etcétera, y de representantes sindicales como ANPE, OTECAS, UGT, etcétera. También contó con la presencia de ponentes de reconocido prestigio en el ámbito de la convivencia, tanto a nivel nacional como internacional. Cabe destacar entre ellos a Juan Carlos Torrego Seijo, que ofreció algunas lecciones aprendidas sobre mediación; a Rosa Cobo Bedia, que abordó los retos y realidades de la educación en igualdad; José María Avilés Martínez, quien acercó a los presentes al reto de educar en las redes sociales para prevenir el ciberacoso, y a Roberto Aguado Romo, que pronunció la conferencia inaugural titulada "La mirada como escenario de la convivencia".

De igual modo, los asistentes pudieron conocer experiencias destacadas en mediación, igualdad o ciberacoso desarrolladas por centros docentes de Primaria y de Secundaria, tanto dentro como fuera de Asturias, y pudieron asistir a una mesa redonda en la que participaron docentes asturianos con dilatada experiencia en la puesta en marcha de programas que contribuyen a mejorar la convivencia en el centro educativo

Todas estas experiencias tuvieron elementos diferenciadores, pero al mismo tiempo presentaron coincidencias entre sí tales como que, por ejemplo, se fundamentan en un modelo de convivencia positiva basado en planteamientos democráticos que facilitan el acceso y la participación de toda la comunidad educativa, generan espacios de reflexión y de intercambio de información dentro de la comunidad educativa y finalmente ofrecen un marco de referencia explícito para abordar la mejora de la convivencia y la participación en los centros educativos. Completaron esta jornada de difusión y sensibilización otras actuaciones y proyectos en el ámbito de la convivencia que se van a desarrollar a lo largo del curso 2018-2019 como:

1. El acompañamiento a los centros para abordar los procesos de autoevaluación y de concreción de planes de mejora de la convivencia contextualizados.

2. La difusión de buenas prácticas y el intercambio de experiencias entre centros.

3. La oferta a los centros de herramientas y materiales que facilitan la tarea de abordar planes integrales de mejora de la convivencia, entre ellos, la guía para abordar la elaboración y revisión del Plan Integral de Convivencia en el centro.

Todas estas acciones estarán respaldadas por la Red de Formación del Profesorado (CPR), que incluye dentro del Plan Regional de Formación Permanente del Profesorado una línea de actuación prioritaria referida a "la promoción de espacios de relación entre personas diferentes, el respeto a la diferencia, la igualdad y la prevención del acoso escolar con la participación de toda la comunidad educativa".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook