11 de diciembre de 2018
11.12.2018

Gran participación de los colegios e institutos asturianos en la Semana Europea de la Prevención de Residuos

11.12.2018 | 08:46

Los centros educativos asturianos responden a la llamada del reciclaje y el cuidado del medio ambiente. Entre el 18 y el 25 de noviembre se celebró la Semana Europea de Prevención de Residuos, una iniciativa que en Asturias tuvo una excelente acogida. Un total de 61 colegios e institutos de diversos puntos del Principado no fallaron a la convocatoria coordinada por Cogersa, destacando especialmente la intensa actividad desarrollada en el IES Valle de Aller, que el año pasado logró ser finalista en los Premios Europeos de Prevención, donde prepararon un amplio programa en el que, bajo el título "Asturias más sostenible y menos intoxicada sin plásticos", englobaron más de una decena de acciones, como un concurso de carteles, un tuneado de contenedores amarillo, el desarrollo de juegos TIC de reciclaje o un desayuno saludable con separación de residuos. Actividades que ayudaron a los alumnos y alumnas a entender el problema del plástico en el medio ambiente, tal y como explicó Diego Fernández, jefe de estudios del centro. "Aunque llevamos muchos años trabajando en el reciclaje, los chavales desconocían el alcance real y los graves problemas que ocasionan estos residuos en el medio ambiente". Mención merecen también el Colegio La Salle de La Felguera (Langreo), el IES número 1 de Gijón, el Colegio Público Gloria Rodríguez, de Soto del Barco, y la Escuela Infantil La Toba, en Avilés, donde, bajo el título "Precursora nos viste", pusieron en marcha iniciativas como una recogida de alimentos o el banco de ropa escolar, entre otras actividades. "Una experiencia muy positiva en la que participaron activamente las familias", tal y como señaló Anabel Blanco, técnica educadora del centro. Desde esta escuela motivan e incentivan desde hace años a los alumnos y sus familias en distintos proyectos medioambientales "porque creemos que nuestros niños y niñas tienen la mejor edad para sentar las bases de la educación ambiental", añadió Anabel Blanco.

Un total de 123 organizaciones asturianas de todo tipo -centros educativos, entidades, empresas, colectivos y ciudadanos a título particular- participaron este año en la celebración de la Semana Europea de la Prevención de Residuos, cuyo objetivo principal es fomentar una reflexión colectiva sobre la necesidad de reducir la generación de residuos y sus componentes más tóxicos. Este año, bajo el lema "Time to detox", se buscaba ante todo poner en marcha iniciativas que disminuyeran el uso de componentes potencialmente contaminantes o nocivos como, por ejemplo, los presentes en los productos de jardinería, limpieza del hogar o impresión de documentos.

En la región fueron 171 las acciones de comunicación y buenas prácticas sobre la reducción del volumen y la toxicidad de los desechos puestas en marcha, entre ellas mercadillos de compraventa o trueque de productos de segunda mano, charlas y proyecciones de documentales, recogida de muebles y objetos usados para entidades sociales de recuperación como Emaús y acciones de publicidad interna en las empresas. También se sustituyeron envases de usar y tirar por otros reutilizables, se elaboraron bolsas de la compra con viejas camisetas y se realizaron talleres de reparación de electrodomésticos y de manualidades con materiales recuperados de la basura, así como clases para fabricar en los hogares productos de limpieza sin componentes potencialmente tóxicos.

Entre las 17 entidades públicas que organizaron alguna de estas acciones en el Principado destacan la Autoridad Portuaria de Gijón y la empresa municipal Emulsa. Esta última promovió en el concejo una treintena de actividades que combinaban, entre otras acciones, la recogida de muebles y enseres a beneficio de la fundación social Emaús o el uso de una aplicación móvil (ReusApp) para la donación de aparatos electrónicos y juguetes. También se impulsaron acciones en otros siete ayuntamientos: Belmonte de Miranda, Carreño, Coaña, El Franco, Grado, Langreo y Laviana.

También se sumaron una decena de asociaciones y oenegés, como el Club de Calidad, el Mercado Artesano y Ecológico de Gijón, la Asociación de Vecinos La Luz (Avilés), la Federación de Polígonos Industriales de Asturias o la Fundación Humana Pueblo a Pueblo. Asimismo, colaboraron 22 empresas privadas, como los grupos PFS y Lacera, Bayer Hispania, Celtibérica de Minipuntos Limpios o Voltaje Norte S.L. A estos deben añadirse 13 ciudadanos, a título personal, se animaron a inscribir sus ideas de reducción de residuos y consumo responsable. Vecinos de Avilés, El Franco, Gijón, Navia, Oviedo, Siero y Tapia de Casariego, cuyas propuestas fueron, desde la fabricación manual de cestos o comederos para pájaros con periódicos y envases viejos hasta la publicación en sus redes sociales recetas de cocina con sobras o consejos cotidianos para evitar la generación de desperdicios: comprar a granel, rechazar los envoltorios de plástico, etcétera.

Por otro lado, una treintena de ayuntamientos se han sumado a la acción común convocada por Cogersa para recoger ropa, calzado, complementos y textil del hogar a beneficio de la organización Cáritas Koopera Asturias.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook