25 de septiembre de 2019
25.09.2019
CONTENIDO PATROCINADO

El movimiento y la actividad física como fuente de aprendizaje

Desde COLEF Asturias apuestan por una Educación Física de calidad

25.09.2019 | 17:25
El movimiento y la actividad física como fuente de aprendizaje

En las últimas fechas se viene hablando de la posibilidad del aumento de horas de las clases de Educación Física, así como de la troncalidad de la materia, buscándose con ello solventar un problema evidente y que está creciendo año a año, como es el sobrepeso y obesidad. Pero ¿es realmente la clase de Educación Física una solución? Se puede decir que sí, pero si no se ahonda en la materia no se podrán descubrir sus verdaderas posibilidades. Por ello, es necesario analizar y buscar la Educación Física de calidad, según aseguran desde el Ilustre Colegio Oficial de Licenciados en Educación Física y en Ciencias de la Actividad Física y el Deporte del Principado de Asturias (COLEF).

En este sentido, uno de los objetivos es el relacionado con la salud. Más horas en países como Finlandia tienen una hora de Educación Física diaria, y tanto la OMS como el Parlamento Europeo instan a que el número mínimo de horas semanales sea tres significa más movimiento y atajar una de las enfermedades del siglo XXI, como es el sedentarismo, pero ¿hay que quedarse ahí? Los especialistas lamentan la pérdida de posibilidad de coordinación entre los profesionales de la Educación Física y Deportiva y los profesionales médicos, en este caso, de atención primaria, para que los profesores puedan ejercer como primeros agentes de salud. Y es que la formación en contenidos biomédicos asociados a usuarios deportivos y población sana infanto-juvenil es extensa y una cooperación a través de unas pruebas físicas estandarizadas sería barato y muy provechoso para nuestra sociedad (y nuestro bolsillo).

Los profesionales abogan por seguir avanzando. Una de las verdaderas potencialidades de la materia de Educación Física está en su término en sí, educación. Y es que, como expresa Francesco Tonnuci, no se pueden despreciar las posibilidades que el juego, el movimiento y la acción tienen para crear aprendizaje (y si no se aplica de forma adecuada desaprendizaje). Esta materia ha experimentado un cambio de perspectiva que hace que la preocupación sea más por el mañana que por el hoy. Al fin y al cabo, los docentes educan para el mañana y buscan generar ciudadanos del siglo XXI en forma de personas activas, con intereses, amantes de la actividad física en el medio natural, con capacidad para expresar sus emociones, para expresar cómo se sienten, con cultura físico-deportiva que les permita reconocer sus posibilidades y limitaciones y con empatía para poder respetar y ayudar al prójimo. Todo esto son objetivos que se plantean desde esta materia.

Por delante, según sostienen desde el COLEF, hay un trabajo duro, un trabajo de cambio de mentalidad, de hacer ver a la opinión pública que más horas de Educación Física es mejor, pero no solo para combatir el sedentarismo, también porque a través de esta materia se educa.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook