Si hay en Asturias un municipio “amigable” con las empresas ese es Siero, en el mismo corazón del Principado. Esa ubicación, junto a las buenas comunicaciones y las facilidades que encuentran las compañías para implantarse, ha hecho del concejo una referencia no solo en la región, sino también en toda la cornisa cantábrica y el resto de España.

Entre las 100 empresas más importantes por volumen de ventas/facturación que tienen domicilio social y fiscal en Siero se encuentran buques insignia de la región como Corporación Alimentaria Peñasanta y Central Lechera Asturiana, con más de 1.000 empleados, una referencia en el sector lácteo español, desde el polígono de Bravo. En el sector de la automoción Tartiere Auto es otra de las grandes compañías implantadas en el municipio, así como Sociedad Asturiana de Servicios Agropecuarios, Grúas El Roxu o Casintra. Otras entidades de menor tamaño, como Temper Energy o Comercializadora Sierense de Carnes, también ocupan un importante puesto en el entramado económico regional. Representaciones Pría, Neumáticos Lugones o Farmavarim son otros buenos ejemplos de diversificación de actividad y dinamismo, en los diferentes asentamientos industriales del concejo, cercano a igualar al de Avilés en número de empresas. Así lo ponen de manifiesto los últimos datos disponibles del Directorio Central de Empresas del Instituto Nacional de Estadística (INE), que cifran en 4.115 las que se asientan en territorio sierense y en 4.163 las que se ubican en el concejo avilesino. Es decir, hay una diferencia de tan solo 48 compañías. La distancia nunca había sido tan corta. 

En los últimos cinco años, el municipio sierense ha ganado 101 empresas, pasando de las 4.014 de 2015 a las 4.115 actuales. En el mismo período, el avilesino ha perdido 90: de 4.253 ha caído a 4.163. Hay, además, que poner de relieve otro dato: un análisis en términos porcentuales del número de compañías de cada concejo en relación al total de las existentes en Asturias, pone muy a la par a ambos. Las asentadas en Avilés representan un 6,06 por ciento de las 68.661 contabilizadas en el Principado, mientras que las sierenses equivalen a un 5,99 de ese mismo total.

La carrera de Siero en lo que a implantación de empresas se refiere se ha acelerado en los últimos años, a partir de 2017. Hasta entonces, durante todo un lustro, entre 2012 y 2016, ambos incluidos, la diferencia siempre había sido de más de doscientas compañías a favor de Avilés. El ejercicio más reciente en el que la distancia aún era elevada fue 2014: el concejo sierense sumaba entonces 3.955 frente a las 4.216 del avilesino. Es decir, 261 menos.

Las 100 empresas más importantes for facturación y ventas con domicilio social y fiscal en Siero

Las 100 empresas más importantes for facturación y ventas con domicilio social y fiscal en Siero

En 2016, por primera vez, Siero superó la barrera de las cuatro mil empresas asentadas en su territorio: en concreto llegó a las 4.035 frente a las 4.256 de Avilés. El verdadero salto para el concejo se produce en 2017, cuando empieza a acercarse de verdad al de Avilés: ese año sube hasta las 4.149 empresas, mientras el avilesino baja a las 4.225. Es decir, quedó a una distancia de 76. La evolución, no obstante, no ha sido positiva para Siero de manera continuada, ya que en 2018 hubo un pequeño revés: bajó a 4.123 empresas mientras Avilés se mantenía estable. Así, ese año, el sierense rompió su racha ascendente y contabilizó 102 compañías menos que el concejo avilesino. Fue 2019 el que ha colocado de nuevo a Siero pisándole los talones a Avilés y a menos de medio centenar de distancia en lo que a número de empresas se refiere. Los datos de empleo en ambos concejos de ese mismo año constatan esa cercanía: la Sociedad Asturiana de Estudios Económicos e Industriales (Sadei) cifra en un total de 29. 091 los existentes en Avilés y en 21.644 los de Siero. El municipio cuenta con una expectativa razonable de seguir atrayendo empresas y, por tanto, población. El alcalde, Ángel García, confía en que el municipio pueda seguir creciendo en habitantes en los próximos años, si bien destaca que hay que tener en cuenta las consecuencias de la crisis sanitaria sobre la evolución de la economía y que echan por tierra cualquier previsión de desarrollo previa a la pandemia. El regidor mantiene su objetivo de que el municipio pueda convertirse en el tercero de Asturias en población.