03 de agosto de 2007
03.08.2007
La Nueva España

Zapatero adelanta los 500 millones para ampliar El Prat y la llegada del AVE a Barcelona a diciembre

El Presidente garantiza que los presupuestos respetarán el 18,8% de inversiones previsto en el Estatut

03.08.2007 | 02:00

Barcelona

El presidente Zapatero anunció ayer la creación de una unidad de seguimiento de las inversiones en Cataluña, el adelanto de 500 millones de euros de 2010 a este año para la ampliación del aeropuerto de El Prat y la llegada del AVE a Barcelona para el 21 de diciembre.


Consciente del «debate público» en Cataluña y «comprometido» con las necesidades de equipamientos que tiene esta comunidad, Zapatero dijo que esta unidad de seguimiento de las inversiones dependerá de la oficina económica de Presidencia, que le llevará informes trimestrales.


«Las inversiones van a ser importantes, la ejecución tiene que ser diligente y la planificación para el futuro no puede esperar», afirmó Zapatero durante su visita a Barcelona, once días después del apagón que afectó a 350.000 familias.


Zapatero se comprometió «personalmente» a garantizar que las cuentas de 2008, que se aprobarán a finales de este año, contemplen que la inversión en infraestructuras para Cataluña por parte del Estado equivalga al 18,8 por ciento del presupuesto estatal en esta materia, tal como prevé el Estatut.


El presidente de la Cámara de Comercio de Barcelona, Miquel Valls, aseguró que Zapatero «pasa del talante a los hechos». CIU tachó de «tomadura de pelo», «irrisoria» y «propaganda» la unidad de seguimiento de las inversiones y advirtió de que Zapatero «tiene un déficit de credibilidad». El PP calificó la visita de «decepcionante e indignante». «Para lo que ha hecho, se podía haber quedado en La Moncloa», añadió, tras criticar que no se haya acercado a visitar las zonas afectadas y se haya «escondido» en el Palau de la Generalitat. También ERC mostró su decepción e IU criticó que Zapatero no haya aportado «compromisos serios» para evitar apagones como el de Barcelona.


En cuanto a este último punto, el Presidente se comprometió a dar el «impulso necesario» para concretar los traspasos acordados, mientras ha previsto un «ritmo razonable» del desarrollo estatutario, que «exige unos plazos mínimos» y reprochó la «impaciencia permanente» de algunos partidos.


Sobre el apagón de Barcelona, Zapatero garantizó que, si del informe sobre las causas del accidente se desprenden responsabilidades del Gobierno, «habrá consecuencias» y adoptará «decisiones». «Lo que no puede volver producirse es el tiempo que tardó en recuperarse el suministro. Yo no lo puedo aceptar como Presidente», subrayó, antes de añadir que no quería «mirar al pasado» ni a las inversiones de Red Eléctrica desde 1998.


Ya en Palma de Mallorca, a donde acudió a despachar con el Rey, Zapatero garantizó al Gobierno balear mejorar con cargo a los Presupuestos la financiación de Baleares mediante una partida económica en 2008 que iguale al archipiélago con las comunidades de régimen común.


Los incendios forestales en Canarias fueron, por último, el asunto «prioritario» tratado en el despacho durante hora y media en la reunión que el Rey celebró ayer por la tarde con el presidente en el palacio de Marivent. En la reunión se hizo un repaso de las principales cuestiones de actualidad, aunque la conversación se centró especialmente en los incendios. Zapatero transmitió al jefe del Estado la última hora de las labores de extinción del fuego que se da por controlado en Gran Canaria y Tenerife, pero no extinguido por completo. También le informó de su visita a las zonas asoladas por las llamas y del Consejo de Ministros extraordinario para aprobar hoy las ayudas para los afectados. Estaba previsto que al término de la reunión Zapatero ofreciera una conferencia de prensa, pero ésta quedó aplazada hasta el segundo despacho con el Rey, previsto para el próximo día 21.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook