05 de abril de 2008
05.04.2008

La líder madrileña prometió avisar si decide disputarle la presidencia

05.04.2008 | 02:00

Madrid

Esperanza Aguirre habló «de política» durante el almuerzo privado de tres horas que tuvo el miércoles con Mariano Rajoy en un restaurante madrileño, después de que el líder del PP decidiera presentarse a la reelección con un equipo propio en el congreso de junio.


Según CNN+, en el encuentro hubo mucho reproche mutuo y Aguirre no descartó presentar su candidatura para disputarle a Rajoy la presidencia del partido. Otras versiones dicen que la líder madrileña sólo se comprometió a no tomar ninguna decisión a sus espaldas.


Ante las preguntas de los periodistas sobre lo tratado en el primer almuerzo de estas características en años, la jefa del Gobierno madrileño respondió ayer: «Pues ¿de qué vamos a hablar? De política». El «número dos» de Esperanza, Francisco Granados, dijo que hubo «absoluta cordialidad» y que su jefa no tiene nada que ver con la página web que pide que Rajoy deje su sitio a Aguirre. Esa página se mudó ayer de servidor ante «la enorme cantidad de conexiones» que comenzó a recibir.


Entre plato y plato, Rajoy intentó un acercamiento para frenar una candidatura alternativa a su liderazgo. Al parecer, Aguirre le reprochó al líder popular que le responsabilice por haber excluido a Gallardón de las listas y de que en la Cope se dijera que el alcalde va a ser el próximo secretario general. Los comensales abordaron también las críticas y el malestar de dirigentes del partido por los nombramientos de Rajoy.


El eurodiputado Luis Herrero afirmó, por su parte, que el PP está ofreciendo un «espectáculo lamentable», ya que «un número importante de dirigentes» que «formalmente están entusiasmados con Rajoy» por otra parte «manifiestan lo contrario». Herrero exigió la apertura de «un debate serio» entre los principales dirigentes populares, ya que considera que, «si no, los ciudadanos terminarán por no tomarles en serio».

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook