06 de abril de 2008
06.04.2008

El acuerdo provoca la división en el seno de los sindicatos UGT y CCOO

El acuerdo firmado esta tarde entre el ministro de Justicia en funciones, Mariano Fernández Bermejo, y las cúpulas de la Función Pública de los sindicatos CCOO y UGT ha provocado la división en el seno de estas centrales, cuyos responsables de Justicia se sienten "puenteados"

06.04.2008 | 20:50

El pacto ha sido rubricado por Bermejo con el secretario general de FSAP-CCOO, Miguel Segarra, y el secretario general de Federación de Servicios Públicos de UGT, Julio Lacuerda.
A las puertas del Ministerio, el portavoz de CCOO en el ámbito de la Administración de Justicia, Javier Hernández, ha calificado de "antidemocrática", "autoritaria" y "arrogante" la actitud de Bermejo durante la negociación.
Tras anunciar que está estudiando su dimisión por cómo se han desarrollado los hechos, ha subrayado que colaborará con CSI-CSIF y SATJ en convocar el referéndum que estos dos sindicatos celebrarán mañana para someter a consulta de los trabajadores afectados el documento.
"Bermejo ha conseguido arrastrar a las cúpulas de los sindicatos de forma autoritaria", ha denunciado Hernández, que ha asegurado que el papel jugado por el ministro recuerda a "épocas pasadas antidemocráticas".
Hernández, que ha salido de la sede del Ministerio muy disgustado y abrazándose a sus compañeros, ha confesado sentirse "harto" de las cúpulas sindicales, que, en su opinión, se han plegado a las imposiciones del Gobierno.
En similares términos se ha manifestado la portavoz del STAJ, Herminia Ruiz, que ha calificado de "maniobra inaudita" y "triquiñuela" el acuerdo firmado entre Bermejo y las cúpulas de CCOO y UGT.
Por ello, ha advertido de que su sindicato, junto a CSI-CSIF, mantendrá su compromiso de consultar a los funcionarios y de seguir con la convocatoria de huelga mientras los trabajadores no den su opinión sobre el acuerdo. EFE

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook