11 de abril de 2008
11.04.2008

Gallardón advierte a la «indecisa» Aguirre de que carece de apoyo para liderar el PP

l Los barones de Galicia, Valencia y Murcia cierran filas con Rajoy l La dirigente madrileña asegura que sólo pretende abrir un debate ideológico

11.04.2008 | 02:00
Ruiz-Gallardón, ayer, en Pekín, durante una visita al Centro Acuático, una de las infraestructuras olímpicas.

Movimiento de barones en el PP en apoyo de Rajoy. El respaldo al presidente del PP en su pugna con la presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre, y los medios que le son afines se inició a primera hora con unas declaraciones del alcalde de Madrid, Alberto Ruiz-Gallardón, el eterno rival de Aguirre. Desde Pekín, Gallardón la calificó de indecisa y advirtió de que no cuenta con suficientes apoyos en el PP para imponerse sobre Rajoy. Después llegaron los barones de Valencia, Murcia y Galicia. Por la tarde, Aguirre tuvo que terciar para asegurar que ella quiere abrir un debate ideológico y encuentra uno de nombres.

Madrid, Efe


El alcalde de Madrid, Alberto Ruiz-Gallardón, advirtió ayer desde China a la «indecisa» presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre, que tiene derecho a optar a presidir el PP, pero que no tendrá el apoyo mayoritario del partido.


La polémica abierta entre los populares por la posible intención de Aguirre de presentar una candidatura alternativa a la de Mariano Rajoy en el próximo congreso del PP continuó ayer con el apoyo del alcalde de Madrid y de varios barones del partido al presidente popular. Entre los apoyos recibidos por Rajoy destacan los del presidente de la Comunidad Valenciana, Francisco Camps; el presidente de Murcia, Ramón Valcárcel, y el líder del PP gallego, Alberto Núñez Feijoo.


Para Ruiz-Gallardón, Aguirre -que «está perfectamente en su derecho» a presentarse como alternativa a Rajoy- eligió «quizás el día menos adecuado» para «hacer pública su indecisión», a pocas horas de la intervención del líder popular en el debate de investidura.


Gallardón insistió en que «la persona que debe estar al frente del PP es Mariano Rajoy» y que, por tanto, contará con su voto en junio, un apoyo que «no está condicionado por ninguna petición».


Al filo del mediodía, tras la reunión semanal del Gobierno autonómico madrileño, la mano derecha de Aguirre, Ignacio González, subrayó hasta media docena de veces que ésta «no tiene pensado presentarse». González lamentó la «habitual coincidencia de planteamientos» entre Ruiz-Gallardón y «el señor Pepiño Blanco» y replicó al Alcalde que es él y no la presidenta quien muestra continuas «indecisiones», ya que en distintos momentos ha anunciado su retirada del Ayuntamiento o de la política y no lo ha cumplido.


La Presidenta aseguró, por su parte, horas más tarde, que su «interés» ante el congreso no es «personal» y que lo que quiere es abrir el debate ideológico en su partido. Frente a esa pretensión, continuó Aguirre, se ha encontrado con que a la gente «lo único que le interesan son los nombres». No obstante, la Presidenta insistió en que lo que se discute ahora «no es una cuestión de personas».


Aguirre habló después de que el miércoles Rajoy le lanzara algunas críticas implícitas. «Llevo algunos años en política y soy serio», dijo el líder del PP antes de afirmar que su decisión de optar a la reelección se la transmitió al partido «antes que a nadie» porque eso parece «lo lógico». Rajoy añadió que él tiene la «buena costumbre» de no «filtrar» conversaciones privadas, en referencia al almuerzo que mantuvo con la presidenta madrileña la semana pasada.


Por otra parte, González criticó en su comparecencia del mediodía las declaraciones del vicealcalde madrileño Manuel Cobo, mano derecha del alcalde, que el miércoles acusó a Aguirre de «montar el espectáculo» por plantear el asunto de la candidatura coincidiendo con la investidura. Cobo se reafirmó ayer por completo en sus declaraciones.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Lo último Lo más leído