15 de abril de 2008
15.04.2008

Roca afirma al salir de prisión que su familia y su arraigo «disipan» el riesgo de fuga

El cerebro de la trama de corrupción urbanística marbellí paga un millón de fianza y critica la instrucción «irregular y de Guinness» del «caso Malaya»

15.04.2008 | 02:00
Roca, a su salida de la cárcel, hablando con los periodistas.

Granada

El ex asesor urbanístico del Ayuntamiento de Marbella Juan Antonio Roca salió a las 18.30 horas de ayer de la prisión de Albolote (Granada) tras pagar un millón de euros como fianza -cantidad que consideró «desorbitada»- y después de pasar dos años en la cárcel, acusado de ser el cerebro de la trama de corrupción urbanística destapada en 2006.Sin embargo, a su salida de la cárcel, Roca dijo que el riesgo de fuga está «disipado» por su «arraigo», a su familia y porque quiere trabajar para «defender» sus empresas. Añadió que lo más importante ahora es demostrar su inocencia tras una instrucción «cargada de irregularidades» y acusaciones «gratuitas».


El imputado, que se dirigió a Marbella para disfrutar con su familia de «este momento», tuvo palabras de agradecimiento para algunos de sus compañeros de prisión y la dirección de la cárcel, pero aseguró que el «caso Malaya» se ha caracterizado por su «desproporcionalidad», como si se hubiera pretendido «lograr el Guinness», según informa «Efe».


Reconoció que «algunas de las acusaciones son falsas, otras no» y añadió que ahora se conocerá su versión, después de dos años en los que «sólo se ha filtrado la de la Policía y la de la fiscalía».


Añadió que se le han denegado «sistemáticamente» todas las diligencias de pruebas que solicitó, por lo que calificó de «totalmente parcial» la instrucción del caso, de la que criticó que «el 50 por ciento del tiempo estuviese bajo secreto de sumario».

«Feliz» tras recuperar la libertad que perdió hace dos años, criticó que en ese período se le haya considerado culpable de «la mitad de los males de este país», por lo que defendió que el Estado de derecho «debe salir a flote, también la presunción de inocencia» y el que un imputado no esté 24 meses en prisión «sin estar condenado». Dijo que a partir de ahora sólo viajará «en coche» tras la prohibición de acercarse a menos de 500 metros de un aeropuerto y la retirada de su pasaporte.


Aunque contra la puesta en libertad de Roca recurrieron la fiscalía de Málaga, la Junta de Andalucía y el Ayuntamiento marbellí, el juez instructor del «caso Malaya», Óscar Pérez, los ha desestimado al considerar «bastante» la fianza impuesta a Roca, según consta en el auto.

Pérez señala que no comparte la «lectura parcial» realizada por los recurrentes y destaca que el hecho de que Roca no haya huido durante años, a pesar de estar implicado en otras causas judiciales, es sólo una de las cuestiones tenidas en cuenta para acordar su excarcelación. El juez subraya que la expresión «riesgo elevado de huida» -que utilizaba en su anterior auto- es «plenamente compatible» con la exigencia de una fianza.

Roca ingresó el 31 de marzo de 2006 en la cárcel de Alhaurín de la Torre (Málaga). El 6 de octubre fue trasladado al centro penitenciario provincial de Granada, en Albolote, después de que funcionarios de la prisión malagueña desactivaran una red de reclusos que vendía imágenes suyas y de Julián Muñoz.


Se le acusa de blanqueo, contra la Hacienda pública, cohecho y alteración de precios en concursos y subastas, entre otros delitos.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook