16 de abril de 2008
16.04.2008

El TC considera legítimo prorrogar el mandato de su presidenta

Los tres magistrados conservadores dicen que esa ley es una intromisión inaceptable

16.04.2008 | 02:00

Madrid, Efe


El Tribunal Constitucional considera que la finalidad del artículo de su ley reguladora (LOTC) que establece la prórroga automática del mandato de su presidente hasta la próxima renovación parcial de este órgano es «constitucionalmente legítima», acorde con la jurisprudencia del tribunal y «puede favorecer» su funcionamiento.


El TC se pronuncia así en la sentencia en la que rechaza el recurso del PP y contra otro en el que se prevé la participación de los parlamentos autonómicos en la elección de los magistrados que deben ser designados por el Senado, norma que también avala.


El PP recurrió la prórroga automática del mandato presidencial por considerar que esa función corresponde al pleno del tribunal, pero el TC responde que el artículo 160 de la Constitución sólo establece la intervención de ese órgano en la elección del presidente.


«No estamos ante la reelección del presidente, sino ante una prórroga automática del mandato», dice el TC. «No pueden confundirse mandato temporal y prórroga del mismo», añade la resolución. El tribunal dice además que ningún precepto constitucional impide que los parlamentos autonómicos puedan intervenir en la elección de magistrados.

Los votos particulares de los magistrados conservadores Vicente Conde, Javier Delgado y Ramón Rodríguez Arribas coinciden en que la ley de prórroga supone una «intromisión inaceptable» del legislador y sostienen que se «desapodera» al pleno del Tribunal y al Senado de facultades que les atribuye la Constitución. Conde indica que la intervención de las cámaras autonómicas es «una vía de intromisión» para provocar incumplimientos, ya que da a las fuerzas políticas implicadas en el proceso «la posibilidad de manipular el funcionamiento del Tribunal».

Por último, el Supremo archivó la denuncia de un joven contra el magistrado del TC Roberto García Calvo, al que había acusado de haberle encañonado con una pistola en una discusión de tráfico. El tribunal no consideró delito que en el incidente el denunciado sacara un objeto del coche «sin que pueda determinar qué fue».

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine