17 de abril de 2008
17.04.2008

El Guggenheim despide al director financiero por el desfalco de 490.000 euros en 10 años

Roberto Cearsolo confesó el robo en una carta en la que adjuntó un cheque de 250.000 euros y se comprometió a devolver el resto del dinero en tres meses

17.04.2008 | 02:00
Juan Ignacio Vidarte, director del museo.

Bilbao

El patronato del Museo Guggenheim-Bilbao ha presentado una denuncia judicial contra su director de administración y finanzas, Roberto Cearsolo Barrenetxea, por supuestas irregularidades financieras y contables mediante las cuales se habría apropiado de 487.000 euros desde 1998. El denunciado, que ya ha sido despedido, ha reconocido en una carta los hechos asegurando que ya ha devuelto parte de la cantidad que sustrajo poco a poco durante casi diez años y confesando porque «no podía aguantar más».

El director del Museo Guggenheim Bilbao, Juan Ignacio Vidarte, anunció ayer que Cearsolo Barrenetxea fue despedido el martes como presunto autor de «irregularidades financieras y contables» detectadas en las cuentas de la sociedades Tenedora e Inmobiliaria del Museo de Arte Contemporáneo de Bilbao.


Cearsolo, responsable económico del museo desde antes de su inauguración, en 1997, habría captado para sus cuentas un total de 486.979 euros a través de diferentes movimientos contables detectados por una auditoría externa del Tribunal de Cuentas Públicas del País Vasco (TVCP).


El órgano de fiscalización vasco solicitó el pasado 3 de abril a los responsables del Guggenheim una documentación que fue aportada por la entidad cuando Cearsolo se encontraba de baja médica. Tras detectarse estas irregularidades contables que se habrían producido desde 1998 hasta el año 2008, el propio abogado de Cearsolo remitió a la dirección del Guggenheim una carta en la que incorporaba un cheque de 259.900 euros como devolución de parte de lo desviado de la entidad museística.


En la misiva explica cómo realizó las apropiaciones falsificando talones y transferencias bancarias de las sociedades Tenedora e Inmobiliaria del museo. En la carta, el propio Cearsolo reconoce que «me he ido apropiando de diversas cantidades» de las dos sociedades «en mi propio beneficio por un importe total de 486.979,38 euros». De este dinero, ha devuelto hasta el momento 287.900 euros, comprometiéndose a restituir el resto en un plazo no superior a tres meses.


Según especifica en su misiva, para distraer estas cantidades utilizó transferencias bancarias en unas casos y cheques en otros, procediendo en estos últimos a firmar como persona autorizada. Para que no fueran detectados los desfalcos, expone, «procedí a alterar las cuentas anuales de 2005, el balance de situación obrante en el acta del consejo de 2005, los libros diario y mayor de dicho ejercicio y altere un extracto de la BBK con el saldo a 31 de diciembre de 2005».


Ante esta situación, el director del museo ha anunciado la presentación de una denuncia y la puesta en marcha de una auditoría que aclare toda la gestión contable realizada por Cearsolo. Por su parte, el PP ha pedido la comparecencia urgente en el Parlamento vasco de la consejera de Cultura, Miren Azkarate, y del presidente del TVCP, Jesús Álvarez Galdós.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook