18 de abril de 2008
18.04.2008

Aguirre insinúa que los socialdemócratas están más cómodos con Rajoy que con ella

García Escudero entra en la disputa interna y exige a la líder madrileña que explique sus palabras, porque el PP está más cerca del liberalismo

18.04.2008 | 02:00

Madrid

El portavoz del PP en el Senado, Pío García Escudero, uno de los «hombres fuertes» de Mariano Rajoy, exigió ayer a Esperanza Aguirre que aclare por qué piensa que la socialdemocracia está más cómoda con el presidente del partido que con ella.


Aguirre criticó la creación de un Ministerio de Igualdad e ironizó sobre la puesta en marcha de «una Consejería de la bondad o del amor». La presidenta madrileña dijo estar totalmente de acuerdo con Francisco Álvarez Cascos en que en el PP, «a diferencia del partido socialista, nunca ha habido eso que se llama barones».


«El PP es un partido de militantes que eligen a compromisarios, y, una vez que de los 800.000 que somos hemos elegido a los 3.000 compromisarios, esos 3.000 votan lo que quieren. No tienen un mandato imperativo», añadió. Aguirre dijo que en un período precongresual «lo normal es que se abra el debate para poner al día las ideas y la manera de transmitirlas para debatir sobre muchísimas cosas». «Los equipos son lo último, lo importante realmente es cómo vamos a afrontar la derrota y qué vamos a hacer para ganar las elecciones», advirtió.


Cuando se le comentó que algunos creen que la socialdemocracia se encuentra más cómoda con Rajoy que con ella, la presidenta respondió: «No me sorprende». «Yo no soy socialdemócrata, no lo he sido nunca. Tampoco soy partidaria de que los carnés de buenos y malos dentro del PP nos los den nuestros adversarios», afirmó Aguirre.


Pío García Escudero, el único dirigente confirmado por Rajoy en su responsabilidad de la pasada legislatura y que se había mantenido al margen de la disputa interna del partido, pidió explicaciones a Esperanza Aguirre. «No he entendido la respuesta y debería aclararla», aseveró.


García Escudero destacó que «la ideología del PP está claramente expresada y aprobada por todo el partido» y «está infinitamente más cerca del liberalismo que de la socialdemocracia».


Esperanza Aguirre respondió que no es la candidata «favorita de los socialdemócratas» para dirigir el PP y ofreció «un céntimo de euro por cada socialdemócrata que encuentren» que la apoye a ella frente a Rajoy. «Estoy encantada, por fin se ha abierto el debate ideológico», añadió en alusión al cruce de declaraciones que se ha suscitado sobre liberalismo y socialdemocracia, informó «Efe».


«Ahora somos más liberales que socialdemócratas; y yo estoy convencida de que es lo que tenemos que ser; por tanto, estoy muy contenta», añadió Aguirre, quien dijo a los periodistas: «Si ustedes encuentran algún socialdemócrata que me prefiera a mí, iba a decirles que les pago un euro por cada uno que encuentren, pero a lo mejor hay alguno y me arruino».


El valenciano Francisco Camps afirmó que Aguirre «siempre ha estado en los partidos de centro y, por tanto, no puede ser candidata de la socialdemocracia», porque «es del PP». El murciano Ramón Luis Valcárcel dijo que si se presentan varios candidatos no se altera la organización del congreso del PP y que él votará a Rajoy. El «número dos» de Aguirre, Ignacio González, dijo que todos los consejeros madrileños apoyarán a su líder si ésta decide presentar su candidatura.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook