30 de abril de 2008
30.04.2008

La tripulación del atunero español sufrió un trato vejatorio durante su secuestro

l «Había que obedecerlos en todo, los piratas te hacían la señal de cortarte el cuello» l Los pescadores llegan hoy a España desde las Islas Seychelles

30.04.2008 | 02:00
El patrón del atunero, Amadeo Álvarez, llora emocionado en sus primeras declaraciones al llegar a las Seychelles.

Los 26 tripulantes del pesquero vasco «Playa de Bakio» llegan hoy, miércoles, a las siete de la mañana, a la base aérea de Torrejón de Ardoz, en Madrid, en un avión de las Fuerzas Armadas. La ministra de Medio Ambiente, Medio Rural y Marino, Elena Espinosa, y algunos de sus familiares recibirán a los tripulantes. El patrón del pesquero reconoció ayer, a su llegada a las Islas Seychelles, que habían sufrido «trato vejatorio» por parte de los piratas, aunque no les habían «agredido».

Madrid / Victoria

El «Playa de Bakio» llegó ayer a las Islas Seychelles. Tres días después de su liberación en aguas somalíes, los 26 tripulantes del atunero español pisaron tierra con el recuerdo reciente del calvario y las ganas por volver a España, viaje que emprendieron durante la tarde a bordo de un avión de las Fuerzas Armadas. Los pescadores llegan hoy, miércoles, a Madrid, donde serán recibidos por la ministra de Medio Ambiente, Medio Rural y Marino, Elena Espinosa, y algunos de sus familiares.


tr/Press».


Visiblemente emocionado, Álvarez también pidió perdón a los periodistas por si en algún momento no habían sido «del todo correctos» en las conversaciones con España vía telefónica para saber cómo se encontraban.


Asimismo, agradeció la presencia en la zona de la fragata «Méndez Núñez», ya que de lo contrario les «habrían vuelto a agarrar».


El abatimiento y el hastío se reflejaban en los rostros de los marineros españoles instantes antes de subir al Boing 707 de las Fuerzas Aéreas en el aeropuerto internacional de la capital de las Islas Seychelles. Sin ganas de conversar y sonrisas forzadas, los ocho pescadores gallegos y cinco vascos pasaron un reconocimiento médico antes de tomar el avión y les ofrecieron tranquilizantes para calmarse.


Minutos antes de despegar, un pescador se lamentaba a «Efe» de que ocurran estos sucesos y reclamaba al Gobierno mayor protección para los pesqueros españoles que faenan en aguas peligrosas. «Había que obedecerlos en todo y te hacían la señal de cortarte el cuello», apuntó el patrón de costa.


Mientras, España impulsó ayer el apoyo colectivo de la UE a la persecución de las embarcaciones piratas hasta adentrarse en aguas territoriales de Somalia, en línea con un proyecto de resolución presentado el lunes ante la ONU.


El Consejo de Ministros comunitarios de Exteriores, reunido ayer en Luxemburgo, mostró un «consenso absoluto» con España y decidió encargar un estudio sobre las maneras de luchar contra la piratería marítima con los medios «de todo tipo» con los que cuenta la UE en la actualidad.


El secretario de Estado español, Diego López Garrido, pidió a los Veintisiete que se impliquen con la ONU en la creación de una fuerza naval «contundente y disuasoria» contra la piratería.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook