15 de mayo de 2008
15.05.2008

Condena en silencio

Políticos, representantes sindicales y ciudadanos se concentraron hoy ante la Junta General del Principado para mostrar su repulsa por el atentado

15.05.2008 | 14:38

Políticos, encabezados por la plana mayor del Gobierno autonómico, representantes sindicales y ciudadanos se concentraron hoy ante la Junta General del Principado para mostrar su repulsa por el atentado con coche bomba que ayer causó la muerte del guardia civil Juan Manuel Piñuel, y heridas a otros cuatro agentes, todos ellos residentes en la casa cuartel de la localidad de Legutiano (Álava).

En las escaleras de la entrada principal del parlamento, así como en los alrededores de la Junta General, varios cientos de personas guardaron tres minutos de silencio a partir de las 12.00 horas, que fueron rotos entre aplausos.

En el centro, se situó el presidente del Principado, Vicente Álvarez Areces, y la presidenta de la Junta General, María Jesús Álvarez, acompañando al presidente del Partido Popular de Asturias, Ovidio Sánchez. También estuvieron presentes varios consejeros del Gobierno regional, como el de Infraestructuras, Francisco González Buendía; la de Administraciones Públicas, Ana Rosa Migoya; o el de Sanidad, Ramón Quirós.

Entre las caras conocidas también se vio a los diputaos socialistas Faustino Álvarez, Servanda García y Fernando Lastra, los populares Fernando Goñi o Luis Peláez, y los miembros del Grupo de IU-BA-Verdes, Francisco Javier García Valledor y Jesús Iglesias, acompañados por el portavoz del Bloque por Asturies, Rafa Palacios.

Igualmente, tomaron parte en la convocatoria los secretarios generales de UGT Asturias, Justo Rodríguez Braga, y CC.OO Asturias, ntonio Pino, y el nuevo rector de la Universidad de Oviedo, Vicente Gotor.

María Jesús Álvarez definió el acto como una "elocuente protesta y rechazo unánime de los grupos políticos y de toda la sociedad asturiana, que una vez acude a la Junta para, ante un nuevo asesinato de ETA, decir que el camino de la violencia no conduce a ningún sitio, y que el sistema democrático del Estado tiene lugar para todos, salvo para los violentos".

"UNIDAD" FRENTE A ETA.

Por su parte, Ovidio Sánchez, transmitió "un gesto de afecto a la Guardia Civil, una de las partes más golpeadas por el terrorismo", y expresó su "repulsa hacia la banda terrorista ETA". "Hay que transmitirles la idea de que nunca nos van a ganar", porque sufrimos, pero la fuerza de los españoles es muy fuerte y está capacitada para afrontar estos avatares y derrotar definitivamente a ETA". "La unidad de todo el pueblo frente a ETA será cada vez más fuerte", añadió.

Justo Rodríguez Braga señaló que "más que nunca los demócratas, partidos y sindicatos, tienen que hacer una piña para conseguir que estos asesinos no tengan cabida en el espacio democrático". Señaló también que "incluso el Primero de Mayo también atentaron", lo cual quiere decir que "ya no respetan ni el Día Internacional del Trabajo, y asesinan a los trabajadores, como Isaías Carrasco".

El nuevo rector, Vicente Gotor, mostró su pesar porque su primer acto institucional tras su nombramiento sea el de una concentración de repulsa por un atentado terrorista.

VIVAS A LA GUARDIA CIVIL EN GIJÓN.

En Gijón también se celebró una concentración frente al Ayuntamiento. Tras el minuto de silencio, se gritaron tres vivas a la Guardia Civil. La alcaldesa de Gijón, Paz Fernández Felgueroso, mostró su repulsa por el atentado y su deseo por una pronta mejoría de los heridos.

A la concentración se unió el comandante en jefe de la Comandancia de la Guardia Civil de Gijón, el teniente coronel Juan Bautista Martínez Raposo, así como los miembros de la corporación municipal y otras autoridades. Europa Press

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine