31 de mayo de 2008
31.05.2008
 

Las FARC pidieron la colaboración etarra para atentar en 2003 contra colombianos en Madrid

En un mensaje de Raúl Reyes a Tirofijo se cuenta que la guerrilla dio adiestramiento militar a «los amigos de ETA» en sus campamentos

31.05.2008 | 02:00
Andrés Pastrana.

Bogotá

El Gobierno colombiano confirmó el jueves que la guerrilla de las FARC buscó la colaboración de ETA para atentar en Madrid contra distintas personalidades de ese país, como el vicepresidente, Francisco Santos, y el ex mandatario Andrés Pastrana, entre otros.


Esto ha sido confirmado por nuevos correos electrónicos obtenidos de los ordenadores del que fuera segundo al mando de las FARC, «Raúl Reyes», fechados en 2002 y 2003 y obtenidos ayer por «Efe», que relacionan a esa guerrilla colombiana con la banda terrorista ETA, a la que pide contribuir «con trabajos» en España.


Pero, además, en los mensajes, conseguidos de los ordenadores incautados a Luis Edgar Devia, verdadero nombre de «Reyes», en el campamento en el que el 1 de marzo murió junto a otras 25 personas en una incursión militar colombiana en territorio ecuatoriano, se menciona la ayuda que ETA podría proporcionarles en «otros países», incluso de la Unión Europea.


En uno de los mensajes de correo electrónico, fechado el 27 de septiembre de 2003, firmado por «Raúl (Reyes)» y dirigido al camarada «Manuel (Marulanda o "Tirofijo")», máximo jefe de las FARC, fallecido el pasado 26 de marzo, se afirma que «los amigos de ETA» recibieron un curso de las FARC «solicitado por ellos».


«Los amigos de la ETA, recientemente recibieron curso donde Iván, solicitado por ellos», dice la nota, sin que quede claro a quién de los jefes de las FARC con el nombre de Iván se refiere.


«Se les planteó allí la posibilidad de contribuirnos con trabajos en España y otros países» y agrega que «se habló de Pastrana, Noemí (Sanín) y Bernardo Gutiérrez. En esa época Pastrana residía en España, Sanín, ahora embajadora en Londres, era embajadora de Colombia en España, y Gutiérrez, ex dirigente de la guerrilla Ejército Popular de Liberación (EPL) que se disolvió en 1991, era diplomático.


El director de la Policía colombiana, el general Oscar Naranjo, afirmó que «para nosotros no es una sorpresa que delincuentes vinculados a ETA, algunos que se establecieron hace algunos años en países vecinos, tengan contactos con las FARC». Y aseguró que «hay antecedentes que ETA sí estableció relaciones con grupos al margen de la ley» colombianos, en concreto con las FARC, que «generó tentáculos, no solamente en países vecinos, sino también contactos criminales en Europa».


Para Naranjo, «esa secuencia de correos, particularmente de "Alfonso Cano" (Guillermo León Sáenz), y su propósito criminal de atentar en España contra funcionarios colombianos, entendemos, estaba muy focalizada en la figura del vicepresidente Santos».

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook