06 de julio de 2009
06.07.2009

Zapatero considera «acertada» la marcha de Saiz ante los «problemas internos» en el CNI

El general Cassinello había alertado de las corruptelas al Gobierno en diciembre l El PP exige a Chacón explicaciones sobre el relevo

06.07.2009 | 02:00

Madrid / Oviedo

El presidente Zapatero afirmó ayer que la dimisión de Alberto Saiz como director del servicio secreto fue «acertada», porque cuando existen «problemas internos», «hay que arreglarlos» y para ello hay que «tomar decisiones».


El jefe del Gobierno no hizo ninguna alusión a las informaciones que aseguran que el teniente general retirado Andrés Cassinello, que fue jefe de información de la Guardia Civil durante el 23-F, avisó en diciembre pasado al Gobierno de las supuestas corruptelas del ya ex director del Centro Nacional de Inteligencia a través de Ramón Jáuregui. Además, Cassinello llegó a esperar a la puerta de su casa a José Enrique Serrano, jefe de gabinete de Zapatero, para advertir de que Saiz no fuera renovado en el cargo.


Por si esto fuera poco, a su llegada al cargo, Saiz se encontró con un enfrentamiento abierto entre dos principales directivos del espionaje en aquel momento: el director de inteligencia M. S. y la secretaria general, María Dolores Vilanova, a los que acabó destituyendo. Entre los 37 cargos que se llevó por delante el ya ex director del CNI está Cassinello, con quien tuvo el enfrentamiento más duro.


La actuación de Saiz llegó a enfrentar a la vicepresidenta Fernández de la Vega con la ministra de Defensa, Carme Chacón, su superior natural y a la que ignoró en beneficio de la primera a la hora de presentar su informe contra las acusaciones de abuso de poder al someter al polígrafo a varios agentes.


El panorama con el que se va a enfrentar el general Félix Sanz Roldán cuando hoy mismo tome posesión al frente del CNI es preocupante, máxime cuando tiene el encargo de limpiar la casa e introducir cambios de gran calado.


Desde el PP, Soraya Sáenz de Santamaría dejó ayer patente que va a exigir «cumplidas explicaciones» a la ministra Chacón sobre el relevo de Saiz pues, según indicó, «la sospecha del uso indebido de fondos públicos sigue ahí», pese a su dimisión. «La situación no ha cambiado» y la titular de Defensa deberá explicar «con luz y taquígrafos todo lo referente a esta situación, que claramente se le ha escapado de las manos».

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook