22 de julio de 2009
22.07.2009

Ridao: «Zapatero me dijo que el tacaño Solbes era el problema» de la financiación

El Presidente ordenó a Salgado dar más dinero a Cataluña pese al déficit

22.07.2009 | 02:00
Joan Ridao.

Madrid / Oviedo

El acuerdo sobre el nuevo modelo de financiación fue posible porque el presidente Zapatero se plegó a los intereses de Esquerra Republicana, según el independentista Joan Ridao, uno de los interlocutores en la negociación. La sustitución de Pedro Solbes por Elena Salgado fue la clave del pacto tan favorable a Cataluña.


Ridao cuenta que Zapatero dijo que «Solbes era el verdadero problema» y cuenta que forzó a Elena Salgado a dar más fondos. El jefe del Gobierno se empleó a fondo en pos del acuerdo. «La estrategia consistió en meterle al Gobierno toda la presión. Los diputados del PSC no podían hacer nada, pero nosotros sí. Así que ERC empieza a meter una presión brutal. Íbamos a saco. Nunca habíamos apoyado al PP en las votaciones, pero esta vez lo hicimos, íbamos a saco. Entonces, ellos se asustan y entramos en la fase final», dice Ridao, quien afirma: «Pusimos un listón y el Gobierno empezó a saltarlo hasta que lo superó».


Con Solbes de vicepresidente, Zapatero, que había ignorado a ERC, decide que hay que cerrar la financiación y afronta el cambio de Gobierno. «Durante muchos meses, el problema fue él (Solbes). Nadie esperaba que el Gobierno tuviera un cajero tan incómodo como Solbes: cicatero, tacaño. A mí me lo dijo Zapatero. Me dijo que Solbes era el verdadero problema», revela ahora Ridao, quien añade que, tras la crisis de Gobierno, Zapatero le dijo: «Ya lo hemos echado».


Con la llegada de Salgado a la Vicepresidencia «Zapatero le dice que hay que poner más dinero, aunque sepa que va a incrementarse el déficit y va a aumentar la deuda. Eso es algo que Solbes no habría aceptado», prosigue Ridao. El sábado 11 de julio, un día antes de presentarse las cuentas, Zapatero telefonea a los dos dirigentes de ERC. A Puigcercós le dijo: «Oye, Joan, que sepas que estoy sobre el tema. Dile a Ridao que hable con Elena y a ver si nos ponemos de acuerdo. Esto hay que arreglarlo». Media hora después llama a Ridao: «Oye, Joan, ya he hablado con Puigcercós. Estamos con ganas de llegar a un acuerdo. Habla con Elena, pero ten en cuenta que los recursos que podamos arrancar tienen que poder adjudicarse también a otras comunidades».


En el otro punto de la polémica sobre la financiación, la secretaria general del PP, Dolores de Cospedal, echó agua fría a la polémica entre Esperanza Aguirre y Javier Arenas por la orden de abstenerse en la votación del modelo.


Por otra parte, el Gobierno aprobó ayer el traspaso a Cataluña de los trenes de Cercanías e Inspección de Trabajo.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook