27 de octubre de 2009
27.10.2009
La financiación ilegal del nacionalismo catalán
 

El PSC insta a CiU a devolver el dinero que recibió del Palau y a dar explicaciones

Los socialistas votan en contra de abrir una comisión de investigación en el Parlament y, al igual que ERC, se niegan a pedir subvenciones para el centro

27.10.2009 | 01:00
Artur Mas, líder de CiU.

Barcelona / Oviedo


La ejecutiva de los socialistas catalanes (PSC) alertó ayer a Convergencia Democrática de Cataluña (CDC) y a su líder, Artur Mas, que «ha llegado la hora» de dar explicaciones por el dinero que la Fundación Trias Fargas recibió del Palau de la Música, entidad regida hasta ahora por Félix Millet y Jordi Montull, imputados ambos por un desvío de fondos del Palau que pude alcanzar los 20 millones de euros.


El PSC estima que, de esta manera, se evitaría que la ciudadanía caiga en el «desánimo» y la desafección respecto a los partidos políticos. En la rueda de prensa posterior a la comisión ejecutiva del PSC, el viceprimer secretario y portavoz del partido, Miquel Iceta, redobló la exigencia de los socialistas catalanes de que los convergentes devuelvan el dinero que la Trias Fargas recibió de la fundación del Palau de la Música, ya que entienden que una entidad que recibe dinero público no puede darlo a su vez a otra entidad con fines, además, distintos.


«Sería razonable que devolviesen el dinero al Palau más allá de que la actuación haya sido legal o no», insistió el portavoz del PSC. Iceta constató que hay una gran «preocupación» entre la ciudadanía sobre este asunto.


Al respecto, el portavoz del PSC rechazó la petición del PP catalán de que se cree una comisión de investigación en el Parlament porque, ha argumentado, «estamos precisamente intentando evitar que esto aparezca como una pelea más de los partidos políticos».


«No queremos politizar este tema ni crear confusión, porque esto afecta a la fundación de un partido, de Convergencia Democrática, que por su bien y el de la política debe de dar explicaciones», concluyó.


El viceprimer secretario del PSC reflexionó además que «no es bueno» crear una comisión de investigación en el Parlament cuando la justicia ya está actuando. «Se corre el riesgo de que los partidos políticos se tiren los platos a la cabeza, y el PP debería ser muy prudente porque si alguna cosa escandaliza en España son los casos de corrupción que le afectan en Valencia, la Comunidad de Madrid, Galicia o Castilla y León, y la imputación de su tesorero, Luis Bárcenas», apuntó Iceta.


Mientras, ERC, al igual que el PSC, ha decidido no presentar ninguna enmienda a los Presupuestos Generales del Estado (PGE) para 2010 para subvencionar al Palau de la Música, una decisión que el secretario general republicano, Joan Ridao, justificó ayer afirmando que los gestores del Palau no se lo han pedido. La postura de republicanos y socialistas catalanes, que en los anteriores PGE sí apoyaron ayudar económicamente a la institución, contrasta con la de CiU, que ha contemplado esta posibilidad y reclamará 3,5 millones de euros para «salvar» al Palau, porque «más que nunca» necesita de apoyo económico a raíz del «caso Millet».


El pasado año, los PGE incluyeron una partida de 1,2 millones de euros destinados al Palau, que en ese caso contaron con el apoyo de los socialistas catalanes y de los republicanos.


«Cuando nos lo pidieron, lo hicimos (...), pero no vamos a interferir en la voluntad de las instituciones de tener más o menos recursos». En una rueda de prensa tras la reunión de la Permanente Nacional ampliada de ERC, en la que participaron también los consellers republicanos, Ridao aseguró que cuando el Palau reclamó a ERC presentar enmiendas en 2005 y 2006, los republicanos lo hicieron.


No obstante, CiU criticó la pasada semana la decisión del PSC de no pedir una subvención para el Palau, ya que «más allá de lo que ha pasado (en relación con el escándalo de corrupción), necesita subsistir» y «más que nunca» necesita el apoyo de las administraciones.


«Esto ya se está pasando de castaño oscuro», opinó Ridao sobre las críticas de CiU. Fue entonces cuando instó a los convergentes a «devolver el dinero» y «dar explicaciones», en lugar de «debates estériles» sobre las subvenciones al Palau en los PGE.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook