12 de mayo de 2010
12.05.2010
La trama de corrupción del «caso Gürtel»
 

Hacienda acusa al PP de Valencia de ocultar pagos electorales de 2,5 millones en 2007


- Querella popular contra la Agencia Tributaria

- El Supremo estudia hoy los recursos por el sobreseimiento de la causa contra Camps

12.05.2010 | 02:00
Francisco Camps.

Valencia / Oviedo

Un informe de la Agencia Tributaria del pasado 6 de mayo revela irregularidades en la contabilidad del PP valenciano, que habría ocultado donaciones de empresas que luego empleó en pagar a la sociedad Orange Market, dirigida por Álvaro Pérez, «El Bigotes», considerado el responsable de la «trama Gürtel» en esa comunidad.

El informe, al que ha tenido acceso «Efe», fue solicitado por el magistrado del Tribunal Superior de Justicia de Madrid, Antonio Pedreira, y analiza los pagos y cobros de Orange Market en 2007, año en el que se celebraron las últimas elecciones autonómicas y municipales.

Durante ese ejercicio, Orange Market documentó mediante facturas e incluyó en su contabilidad «solamente una parte de los servicios realizados», pero también prestó otros «que no incluyó en su contabilidad, ocultando también el cobro recibido por ellos».

«El receptor único o principal de estos servicios, que dan lugar a cobros supuestamente no incluidos en contabilidad, es el Partido Popular de la Comunidad Valenciana (PPCV)», asegura la AEAT, que agrega que esos cobros «en B» se obtuvieron «en el marco de las elecciones valencianas y las elecciones locales de 2007».

Según la documentación analizada, Orange Market declaró haber prestado servicios al PPCV por importe de 751.903,44 euros, mientras que facturó otros 1.132.880 euros a la Generalitat valenciana y a organismos dependientes de ésta. Un tercer bloque de clientes estaba compuesto por empresas como Sociedad de Fomento Agrícola Castellonense, S. A., Constructora Hormigones Martínez, S. A., Luis Batalla, S. A., Padelsa Infraestructuras, S. A., Juan Sanz, S. L., Piaf, S. L. y otras.

«Sin embargo, de la documentación incautada en la sede de Orange Market se deduce que los servicios prestados al primer bloque de clientes (PPCV) son bastante superiores a los declarados contable y fiscalmente y hay dudas razonables de que algunos de los servicios prestados al tercer bloque pudieran no ser reales y encubrir la prestación de servicios al cliente del primer bloque», dice la AEAT.

El informe analiza la relación de los ingresos ocultados por Orange Market con los gastos del PPCV derivados de las dos citas electorales. La conclusión es que «del gasto total de la campaña, incluyendo la parte correspondiente a la cuota del IVA repercutido (en los casos en los que Orange Market emitió factura), una parte fue pagada por el PPCV y otra por terceros».

«La opacidad con la que se entregan las cantidades a Orange Market para el pago de los gastos de la campaña hace presumir que no se correspondan con recursos declarados o transparentes, por ello presumimos que esos pagos del PPCV se corresponden con donaciones o aportaciones anónimas recibidas de terceros», afirma Hacienda.

Para la AEAT, «la ocultación de ingresos, gastos, elementos patrimoniales y beneficios por parte de Orange Market no tiene causa alguna si su destinatario va a declararlos en sus estados contables, por lo que es razonable suponer que esos ingresos y gastos también se han ocultado por parte del PPCV».

El informe agrega que «la aplicación de los principios contables más básicos» obligaba al PPCV «a registrar como un ingreso propio de su actividad las donaciones o aportaciones recibidas, y como gasto del ejercicio los servicios adquiridos a Orange Market o a terceros por conceptos de realización de los actos de campaña y de comunicación».

Tras difundirse el informe de la Agencia Tributaria, el PP presentó ayer una querella contra ese organismo en un Juzgado de Madrid por entender que ha cometido delitos de prevaricación y falsedad en documento público en el informe. En el texto, los populares constatan que el informe de Hacienda no aporta pruebas de que el PP valenciano ocultara pagos a Orange Market por cuantía de 2,5 millones de euros, correspondientes a la organización de la campaña de las elecciones autonómicas y locales de 2007.

La difusión del informe de Hacienda se produjo la víspera de que, hoy, el Supremo estudie los recursos presentados por la fiscalía y el PSOE valenciano (PSPV) contra la decisión del Tribunal Superior de Justicia de Valencia (TSJCV) de sobreseer la causa abierta al presidente de la Generalitat, Francisco Camps, y otros altos cargos del PP en relación con la trama «Gürtel». A Camps se le investiga por delito de cohecho impropio por, supuestamente, haber recibido trajes como regalo, precisamente, de la empresa Orange Market.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine