25 de mayo de 2010
25.05.2010
 

El PSOE ya no rechaza a los candidatos del PP para desbloquear la renovación del TC

La recusación de Francisco José Hernando y Enrique López permitiría aprobar el Estatut - Cospedal cree que Zapatero busca un tribunal ad hoc para ese fallo

25.05.2010 | 02:00
El aplauso de Manuel Chaves y Celestino Corbacho al presidente catalán, José Montilla, tras su intervención ayer en el Senado.

Madrid / Oviedo, Agencias / F. G.
El PSOE está dispuesto a hacer «lo que sea necesario» para desbloquear la renovación del Tribunal Constitucional», tras las reclamaciones formuladas ayer por el presidente catalán, José Montilla, en el Senado. El partido del Gobierno dio a entender que dejará vía libre a los dos candidatos del PP, a cuyo nombramiento se había opuesto el último año y medio. Hoy mismo pedirá la convocatoria de la comisión que decide sobre los cuatro nuevos magistrados.

El Gobierno busca así renovar a través de la Cámara alta a cuatro de los magistrados del TC cuyo mandato lleva años caducado. La portavoz socialista, Carmela Silva, dio a entender que su grupo está dispuesto a aceptar a Francisco José Hernando y a Enrique López, ex presidente y portavoz del Consejo del Poder Judicial.

Si el PP «no da marcha atrás», el PSOE se «encargará» de hacer llegar al Pleno una propuesta con unos candidatos que permitan «sumar los tres quintos necesarios» para la renovación, dijo Silva. Este proceso se encuentra bloqueado después de que todas las comunidades del PP propusieran los mismos dos nombres, Enrique López y Francisco José Hernando, que fueron rechazados por los socialistas. El PSOE podría recusarlos por sus críticas al TC y tener mayoría para aprobar el Estatut.

La número dos de los populares, Dolores de Cospedal, aseguró que ellos no se opondrán al desbloqueo de la renovación del TC, «paralizada» por culpa de Zapatero. No obstante, advirtió a los socialistas de que «si ahora quieren dar marcha atrás, esperamos que no sea para conseguir un tribunal ad hoc para una sentencia (sobre el Estatut) porque eso sería pésimo para la democracia».

Cospedal acusó al PSOE de «que va cambiando de posición según le va conviniendo» y recordó la oposición de Rajoy a cambiar las reglas del juego a mitad del partido. «Lo mejor es que tuviéramos una sentencia sobre el Estatut lo antes posible , porque tener este tema pendiente cuatro años es bastante escandaloso», aseveró. La líder del PP catalán, Alicia Sánchez Camacho, anunció que no apoyarán la renovación porque es una maniobra para que no haya sentencia sobre el Estatut antes de las elecciones. El vicepresidente Manuel Chaves acusó a los populares de contradecirse y les instó a aclarar si quieren renovar el TC o no. Por último, el tripartito y CiU registraron en el Senado una moción para reformar la ley Orgánica del TC con el fin de establecer el cese automático de los magistrados que hayan cumplido sus nueve años de mandato.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook