17 de noviembre de 2011
17.11.2011
Los recortes ante la crisis económica
 

Aguirre aboga por que los pensionistas paguen las medicinas según sus rentas

La líder madrileña defiende que la gratuidad sea en función de lo que gana el paciente y no de su edad l Exige quitar las subvenciones a sindicatos y partidos

17.11.2011 | 01:00
Esperanza Aguirre.

La presidenta madrileña, Esperanza Aguirre, se mostró ayer partidaria de tomar medidas de ahorro como eliminar las subvenciones del Estado a partidos y sindicatos, y en cuanto a los pensionistas, que la gratuidad de los medicamentos no sea en función de la edad del paciente, sino de su renta.


Aguirre advirtió de que hay mayores de 65 años con recursos suficientes para pagarse los medicamentos que puedan necesitar, mientras que otros jóvenes pueden no contar con ingresos suficientes. La presidenta madrileña aseguró que habría que adoptar medidas similares con «muchísimas cosas» y que hay que hacerlo «rápidamente».


Ante una previsible victoria electoral del PP en las elecciones generales del domingo, Aguirre afirmó que Mariano Rajoy tendrá que hacer dos reformas profundas (una reforma laboral para que España empiece a crecer, y otra para reducir el déficit), y más que hacer recortes, dijo que debería recortar «las obligaciones».


En este punto, la presidenta madrileña puso como ejemplo el hecho de que el Estado tenga que pagar los másteres universitarios o que tenga que dar subvenciones a empresarios, sindicatos y partidos. «Se ha acabado la fiesta, a ver si nos damos cuenta», manifestó, para añadir que si ella tiene que subir las cuotas de sus afiliados para financiar al PP, lo hará porque «el contribuyente no puede seguir pagando» por estos conceptos.


Aguirre rechazó que Rajoy tenga que formar un Gobierno tecnócrata y abogó por que incluya en su equipo a gente «con experiencia, solvencia y, lo que es verdaderamente más importante, con convicción» para adoptar medidas duras. En este sentido, la presidenta del PP consideró «lamentable» que Italia y Grecia hayan tenido que ceder y colocar al frente de sus ejecutivos a Mario Monti y a Lucas Papademos, dos tecnócratas que no han sido elegidos por los ciudadanos.


El alcalde de Madrid y número cuatro de la lista del PP al Congreso, Alberto Ruiz-Gallardón, afirmó en cambio que el copago no es de justicia porque supone pedirle al ciudadano que «pague con cargo a sus recursos propios algo que las administraciones deben garantizar a través de los impuestos». Gallardón aseguró que el compromiso de Mariano Rajoy de no introducirlo en la sanidad «dura cuatro años».


La ministra de Sanidad y cabeza de lista del PSOE por Alicante, Leire Pajín, instó al PP a que confirme o desmienta si la pretensión de Esperanza Aguirre de que la gratuidad de los medicamentos esté en función de la renta y no de la edad figura en su programa. «No sabemos si es una intención particular. Por eso le pregunto si es una propuesta del Partido Popular y si cada día nos vamos a encontrar con sorpresas que atenten contra el Estado de bienestar», añadió.


La polémica sobre el copago se vivió ayer en el seno de Coalición Canaria. Su número dos, Ana Oramas, llegó a reprender al presidente autonómico, Paulino Rivero, por haberse mostrado a favor de introducirlo, pues este modelo va en contra de la política del partido nacionalista. Oramas consideró que la intervención de Rivero no es más que «una opinión muy particular que ha sido inoportuna y no está en la línea» de su formación política. Tras verse obligado a rectificar, el mandatario insular advirtió de que el sistema actual «no es sostenible».


Por otra parte, el Ayuntamiento alicantino de Torrevieja repartirá a lo largo de este mes y en diciembre las casi 3.000 ayudas de 300 euros a los jubilados y pensionistas censados en el municipio, sin que los recortes las hayan alcanzado. Las llamadas «paguicas» se otorgan cada año desde 1996, cuando fueron creadas por el anterior alcalde, Pedro Hernández Mateo.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Lo último Lo más leído