28 de mayo de 2012
28.05.2012
 

Montoro anuncia reformas parciales en grandes impuestos y descarta las subidas permanentes

El ministro de Hacienda aboga por poner coto a «los tentáculos» de la función pública y defiende volver a impulsar las privatizaciones

28.03.2012 | 02:00
Los ministros de Industria, José Manuel Soria, y de Hacienda, Cristóbal Montoro, se ríen en el Congreso.

El ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, anunció ayer que caben reformas parciales dentro de los grandes impuestos para conseguir «contribuciones más equilibradas y mejor ponderadas entre los agentes económicos».


Montoro se refirió, así, a una reforma del impuesto de sociedades o a una subida del IVA, tras presentar un libro sobre el presidente de Bankia, Rodrigo Rato. El Ministro reconoció que el Gobierno está trabajando en esas modificaciones parciales de determinados gravámenes.


El Ejecutivo no hará «una política de elevación de carácter permanente de los grandes impuestos porque perjudicaría al crecimiento económico» ni llevará a cabo ningún movimiento tributario que perjudique a la creación de empleo, añadió.


Montoro manifestó que el Gobierno no cree que para superar una crisis «de esta naturaleza» haya que subir los grandes impuestos, y recordó que ya se elevó el IRPF, «pero de manera temporal y con vencimiento el 1 de enero de 2014». En este sentido, aseguró que no se saldrá de la crisis con mayores tributos, ya que al estar en recesión no se debe actuar sobre ninguna figura fiscal «que lo que haga sea profundizar o empeorar el escenario de crecimiento, deprimir más el consumo y destruir más empleo».


Montoro reconoció que España está atravesando momentos «muy difíciles» y que hay que tomar medidas de carácter excepcional, «con esfuerzos y sacrificios que no recaerán sobre las capas más débiles de la sociedad y sí de forma ponderada entre todos los agentes económicos».


A su modo de ver, el objetivo es superar esta etapa de recesión, que tiene una clave en la falta de crédito bancario, por lo que «urge» la reestructuración bancaria, así como la estabilidad de los presupuestos públicos. Montoro confesó que se sonríe cuando oye que la Comisión Europea desconfía de España, y se preguntó si hay alguien que pueda dar lecciones a España cuando durante el anterior mandato del PP se hicieron importantes reformas y se llegó a reducir más de 30 puntos de deuda pública sobre el PIB.


El Ministro defendió una reforma de la función pública, para que no extienda sus «tentáculos» hasta limitar la actividad privada, y abogó por volver a las políticas de las privatizaciones para dinamizar la actividad económica. El Gobierno está «absolutamente» decidido a hacer las reformas necesarias , concluyó Montoro.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook