Casi un tercio de los concejales del PP en el Ayuntamiento de Madrid se han ausentado hoy del Pleno municipal cuando se votaba la propuesta del PSOE de dar el nombre del histórico dirigente comunista Santiago Carrillo, fallecido el pasado 18 de septiembre, a una calle o espacio singular de la ciudad.

Varios de estos concejales han dicho después a Efe que se han ausentado de la votación como única forma de expresar el que hubieran querido que fuese el sentido de su voto, negativo, en lugar de la abstención con que se ha pronunciado su grupo.

La razón es que consideran que para dar a una calle de Madrid el nombre de una persona hay que valorar toda su vida y en el caso de Carrillo entienden que su trayectoria ha sido "siniestra".

Consideran que su postura defiende los principios y valores del PP y que contará con más apoyos entre los militantes y votantes del partido que la abstención.

Los concejales que se han ausentado son Jesús Moreno, José Antonio González, Fernando Martínez Vidal, David Erguido, Almudena Maillo, Joaquín Martínez, Eva Durán, Luis Miguel Boto y Josefa Aguado, según han indicado a Efe algunos de ellos.

Independientemente de esta ausencia, el Pleno ha aprobado por mayoría esta iniciativa, con el voto a favor del PSOE, IU y UPyD, sin debate y con la única intervención del portavoz municipal socialista, Jaime Lissavetzky.

El edil del PSOE, al que al final de su intervención han aplaudido sus compañeros de partido y los concejales de IU, ha tratado sin éxito de cambiar la abstención del PP por un voto favorable recordando que los populares se sumaron en Gijón, ciudad natal de Carrillo y en la que gobiernan, a su nombramiento como hijo predilecto.

Lissavetzky ha dicho que Carrillo "forma parte ya de la historia de España y su imagen estará asociada a la reconciliación nacional, a los Pactos de la Moncloa, a la Constitución Española y a su compromiso con la lucha por las libertades".

Ha destacado de quien fue secretario general del PCE de 1960 a 1982 su figura, que a su juicio ha concitado el "profundo apego de los españoles", su voz, su "claridad de ideas" y su "voluntad de dialogo y concertación".

El portavoz municipal del PSOE ha manifestado que Madrid "es la ciudad de la hospitalidad, de la convivencia, rompeolas de todas las españas según Antonio Machado y rompeolas de la democracia según Enrique Tierno Galván", y ha señalado que dedicar una de sus calles o espacios a Santiago Carrillo "es una buena manera de honrar su memoria".

El PP no sancionará a sus concejales

El portavoz del Grupo Popular en el Ayuntamiento de Madrid, Pedro Calvo, ha explicado este martes en un corrillo con periodistas que no se sancionará a la docena de concejales de esta formación que se han salido del hemiciclo cuando el Pleno de Cibeles votaba el reconocimiento de la ciudad a Santiago Carrillo ya que este abandono de la sesión fue una decisión "tomada y avalada" en la reunión del grupo celebrada ayer.

Calvo ha reconocido que en el PP municipal ha habido "diversidad de opiniones" respecto al sentido del voto en este punto decidiéndose finalmente que el Grupo se abstendría en este punto, que ha contado con el respaldo unánime de la oposición. Algunos de los concejales que se han ausentado del Pleno han sido Fernando Martínez Vidal, Almudena Maíllo, José Antonio Gómez de la Rosa, Jesús Moreno, Joaquín Martínez, Pepa Aguado, David Erguido, Eva Durán o Luis Miguel Boto.

En la reunión del Grupo Popular de este lunes, como ha explicado Calvo, se decidió que el sentido del voto sería la abstención pero "se permitiría que cualquiera que tuviera un problema para manifestar ese voto pudiera ausentarse de la votación". "Sabíamos que iba a haber un número de concejales que en el momento de la votación se iba a ausentar de la votación del Pleno pero tenían permiso para hacerlo", ha remachado.

"No queremos hacer del callejero un lugar de disputa política y como grupo decimos que Santiago Carrillo pueda tener un reconocimiento por el papel que jugó fundamentalmente en la Transición y en la reconciliación de España", ha añadido el portavoz.

Preguntado sobre esta "espantada controlada", Pedro Calvo ha negado que se haya producido porque "si es controlada no es espantada". "Desde ayer habían manifestado que querían estar fuera, lo más oportuno era no tensar la situación y dar ese reconocimiento a don Santiago".