29 de mayo de 2013
29.05.2013
Los interrogatorios a los constructores del «caso Bárcenas»
 

Uno de los cuatro empresarios de la variante de Pajares admite pagos al PP y los otros los niegan

José María Mayor Oreja reconoce donaciones por 60.000 euros, pero no las de los «papeles de Bárcenas» l Del Rivero declara que se reunía con ministros, además de dirigentes del PSOE, CiU e IU

29.05.2013 | 00:00

Sólo uno de los cuatro empresarios de la variante de Pajares admitió pagos al PP. Los otros tres los negaron, el lunes lo hizo Alfonso García Pozuelo, de Hispánica, y ayer Luis del Rivero, de Sacyr, y Manuel Contreras, de Azvi. En concreto, el ex presidente de FCC Construcción José María Mayor Oreja reconoció ante el juez que dos filiales entregaron 60.000 euros en 2011, pero negó los donativos reflejados en los «papeles de Bárcenas».


Luis del Rivero, Manuel Contreras y Juan Manuel Fernández Rubio, de Aldesa, rechazaron haber entregado las donaciones que figuran en los «papeles de Bárcenas». Estos últimos son tres de los cuatro empresarios que junto a Alfonso García Pozuelo (Hispánica) recibieron 600 millones en obras de autovías y la variante en Asturias cuando Álvarez-Cascos era ministro de Fomento.


Los cuatro empresarios prestaron declaración como imputados ante la Audiencia al aparecer en la supuesta contabilidad B del PP atribuida al ex tesorero Bárcenas como autores de pagos a este partido. El juez Pablo Ruz investiga si los hicieron a cambio de las adjudicaciones de obras públicas que recibieron sobre todo en los años 2002 y 2003.


El hermano del ex ministro del Interior admitió que en 2011 (año que no aparece en los manuscritos de Bárcenas) dos sociedades participadas íntegramente por FCC -BBR y Promociones Teide- donaron 60.000 euros al PP en dos pagos de 40.000 y 20.000 euros, aunque defendió que eran legales porque no eran contratistas con la Administración.


Mayor Oreja explicó que la asesoría jurídica de FCC determinó que estos pagos no estaban contemplados como ilegales, y que posteriormente se estudió una tercera entrega a través de otra sociedad, pero no se hizo al estar inactiva. El empresario dijo desconocer por qué figuran en los «papeles de Bárcenas» a su nombre y en dos entregas en 2008 dos donaciones al PP por 165.000 euros. De 2002 a 2011 FCC recibió obras por 4.132 millones. En concreto en 2003 fueron 622 millones. Manuel Contreras Caro, presidente de Azvi, declaró no saber nada de las donaciones que se le atribuyen y dejó caer que si bien tiene sus sospechas de por qué sale en los «papeles de Bárcenas», no iba a decirlas. Según la contabilidad B atribuida al ex tesorero, este empresario donó al PP 858.000 euros en trece entregas entre 2002 y 2008. Este grupo empresarial obtuvo 343 millones en contratos del Gobierno hasta 2011. Su mejor año fue 2002, cuando recibe 2.015 millones en cinco contratos de Fomento. Contreras se negó a responder a las acusaciones e insistió en que nunca hizo pagos a partido alguno, aunque reconoció haber patrocinado actos como conferencias con participación de políticos. El ex presidente de Sacyr Luis del Rivero negó haber hecho donaciones al PP, que según los papeles de Bárcenas ascienden a 480.000 euros, y se limitó a admitir que se reunió con ministros populares y con altos cargos del PSOE, IUy CIU, debido a la importancia de su empresa. Preguntado sobre la coincidencia de los supuestos donativos al PP con la concesión de obras a su empresa, Del Rivero respondió que el informe de la Unidad de Delincuencia Económica y Fiscal de la Policía le adjudica 500 contrataciones cuando él ha llegado a contabilizar hasta 1.000. Aseguró que nunca ha negociado este tipo de adjudicaciones con nadie, porque eso es cosa del responsable de contratación. Hasta 2012 Sacyr Vallehermoso consiguió 1.064 millones en contratos con gobiernos del PP. Según el informe de la Policía, 414 de esos millones corresponden a contratos de 2002 a 2004.


Del Rivero llegó a denunciar que «El País» le llamó para «borrarle» de los «papeles de Bárcenas» a cambio de que «hablara», pero que como él no había hecho ninguna entrega de dinero al PP no tenía nada que negociar. Afirmaciones estas que un portavoz del periódico negó «rotundamente». El empresario añadió que se ha querellado contra «El País» y «El Mundo» por haberle atribuido pagos al PP y explicó que no lo hace contra el ex tesorero porque sus asesores le han aclarado que no puede hasta que la instrucción esté más avanzada. El ex presidente de Sacyr dijo que le gustaría saber quién es el autor material y el autor intelectual de los papeles para querellarse.


El cuarto en declarar fue Juan Manuel Fernández Rubio, de Aldesa Construcciones, quien también negó haber hecho donaciones al PP (en los papeles se reflejan varias partidas de 330.000 euros) y que sólo le consta por comentarios que han podido haber pagos a cambio de contrataciones. Esta compañía recibió 282 millones en obras, 55 de ellos en 2002 y 2003 de la Administración central. Al preguntarle qué comentarios eran esos, Fernández Rubio mencionó el 3% catalán (las comisiones de los contratos públicos que se investigan de algunos gobiernos catalanes). El fiscal anticorrupción anunció que haría alguna pregunta, después de que fuera muy comentado su silencio el lunes. Las acusaciones recordaron que los partidos no pueden aceptar pagos de empresas que hagan obras para la Administración.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook