04 de marzo de 2017
04.03.2017

El órgano consultivo catalán ve contraria a la Carta Magna la consulta soberanista

El Consejo de Garantías invalida la disposición presupuestaria referida al referéndum, pero no la partida de 5,8 millones para organizar consultas

03.03.2017 | 23:59
La "firmeza" de tarradellas.

El Consejo de Garantías Estatutarias, el órgano consultivo de la Generalitat que vela por que las leyes autonómicas no violen ni el Estatut ni la Constitución, dio ayer un nuevo aviso, y por unanimidad, al Gobierno catalán, al concluir que la partida de 5,8 millones prevista en los Presupuestos de este año para procesos electorales -en la que no se menciona el referéndum- se ajusta a la legislación, pero la disposición adicional que se refiere específicamente a esa consulta -aunque sin hacer constar dotación económica alguna- es contraria a la Carta Magna y al Estatut.

Los partidos de la oposición leyeron el dictamen, que no es vinculante, como un varapalo al Gobierno de Junts pel Sí (JxS). "Es el 'game over' de Puigdemont. Su aventura ha terminado", dijo, por ejemplo, el portavoz adjunto de C's en el Parlament, Fernando de Páramo. Sin embargo, el jefe del Ejecutivo catalán, tras ver que el Consejo de Garantías tumba la disposición referida al referéndum, pero no el dinero destinado, con carácter general, a consultas, dio una versión bien distinta.

"El referéndum se hará", prometió Puigdemont, porque la partida de 5,8 millones para consultas "está perfectamente avalada" por el órgano consultivo, que emitió su dictamen a instancias de C's, PSC y PPC.

El Consejo de Garantías Estatutarias basa su decisión en el argumento de que la regulación y autorización de un referéndum corresponde en exclusiva al Estado, "sin que la Generalitat disponga de margen de actuación normativa o ejecutiva más allá de la iniciativa de solicitud al Estado". "La Generalitat no puede prever, ni que sea en forma condicional o potencial, disposiciones normativas en relación con competencias o facultades que no le son propias", añade.

Horas después de conocerse la decisión del órgano consultivo, el PDECat y ERC empezaron a sopesar, de momento por separado, la posibilidad de retocar la redacción de la disposición cuestionada, pero sin tocar la partida de 5,8 millones, aunque anoche aún no habían consensuado una solución. La posibilidad de retocar la redacción tendría que ser acordada no sólo en el seno de JxS, sino también con la CUP a partir del próximo lunes, a fin de poder cerrar el asunto y convocar el pleno de aprobación definitiva de los presupuestos de 2017.

El próximo martes, la Mesa del Parlament acordará presumiblemente la apertura de un periodo de unos días para que los grupos parlamentarios puedan presentar sus enmiendas.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine