28 de marzo de 2017
28.03.2017
La batalla interna del primer partido de la oposición

Los militantes del PSOE votarán a su nuevo secretario general el 21 de mayo

El comité federal aprobará el sábado las fechas del proceso y la recogida de avales por los candidatos comenzará después de Semana Santa

28.03.2017 | 01:38
Los militantes del PSOE votarán a su nuevo secretario general el 21 de mayo

El calendario de las primarias de las que saldrá el nuevo líder del PSOE comienza a despejarse. El comité federal del partido, el máximo órgano entre congresos, aprobará el próximo sábado el llamamiento de los militantes a las urnas el 21 de mayo, previsiblemente. Después de Semana Santa se abrirá el período de recogida de los avales, unos 9.000 como mínimo, que cada aspirante a la secretaría general del partido deberá aportar para formalizar su candidatura.

La gestora del PSOE dejó ayer perfiladas las fechas, que en los próximos días se someterán a la consulta de los secretarios de organización de cada federación.

El multitudinario acto con el que la presidenta andaluza, Susana Díaz, oficializó el domingo su concurrencia en las primarias avivó el debate interno. Para el alcalde de Vigo y presidente de la Federación Española de Municipios y Provincias, Abel Caballero, el mitin de Díaz "dio un vuelco a la situación".

La afirmación de Pedro Sánchez, el principal rival de la presidenta andaluza, de que Díaz estuvo rodeada por el "PSOE del siglo XX" frente al "PSOE del siglo XXI" que él afirma representar, tuvo réplica desde el socialismo andaluz. "En el siglo XX" José Luis Rodríguez Zapatero ganó dos elecciones, mientras que "en el propio siglo XXI" el PSOE ha tenido "los peores resultados de la historia", contestó a Sánchez el secretario de organización del PSA, Juan Cornejo.

El presidente extremeño, Guillermo Fernández Vara, uno de los barones alineados con Díaz advirtió ayer de que una victoria del exsecretario general convertiría al PSOE en "un partido irrelevante" al alejarlo de la izquierda moderada. Desde otra perspectiva, el presidente valenciano Ximo Puig, otro de los barones territoriales en la línea de Díaz, considera "absurda" la "dicotomía" entre dirigentes y militantes, que es uno de los ejes principales del discurso de Sánchez .

El presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, quien también apoya a la jefa del Ejecutivo andaluz, manifestaba en voz alta uno de los temores de quienes ahora están al frente del partido. "No está todo ganado ni tampoco lo tiene ganado Susana, ya que el voto de los militantes es secreto y libre", señala García-Page, circunstancia que hace que la situación resulte "difícil" y "muy complicada".

Todos iguales

Miquel Iceta, líder de los socialistas catalanes y uno de los pocos que no ha declarado sus preferencias para mantener el compromiso de que el PSC será neutral en todo el proceso, coincidió con el presidente castellanomanchego al apuntar que "se pueden expresar todos los apoyos que se quiera", pero las primarias son "para los militantes" y todos los votos "valen lo mismo". Ante la demostración de fuerza de la presidenta andaluza en Madrid, Iceta reconoce que "Susana Díaz hizo una exhibición de apoyo notable, sería absurdo negarlo, pero lo que opinen los militantes sólo lo sabremos el día de las primarias". El secretario general del PSC apunta que "el día que se vote, el voto del militante de la agrupación más pequeña de España tiene el mismo valor que el de la agrupación más grande o que aquel que haya sido secretario general o presidente del Gobierno".

Los equipos de Díaz y Sánchez respondieron ayer a la llamada del tercer candidato, Patxi López, para empezar a debatir a tres bandas ante los militantes y aceptaron la confrontación una vez que el proceso comience formalmente. La gestora también estudia organizar algún debate entre aspirantes.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Lo último Lo más leído