El líder del PSOE, Pedro Sánchez, ha insistido este lunes en que, de prosperar la moción de censura, antes de convocar elecciones es preciso garantizar una cierta estabilidad en el país. "Moción de censura, estabilidad y elecciones", es la hoja de ruta que ha marcado en su intervención ante el Comité Federal del partido, reunido en Ferraz.

La supuesta financiación irregular del PP y el supuesto enriquecimiento ilícito de cargos de este partido se han convertido en "certezas" tras la sentencia del caso Gürtel, primera de toda una serie de casos de corrupción que afectan al PP y que están siendo investigados por la justicia, ha subrayado Sánchez.

Pero mientras se esclarecen estos casos, la democracia española no puede seguir "encadenada" a la corrupción del PP, por eso el PSOE ha presentado esta moción de censura, ha justificado Sánchez, que ha tendido la mano a aquellos que apoyen la moción a alcanzar un "gran acuerdo de regeneración democrática".

Una sociedad con desafíos como los que tiene la sociedad española, donde el 15 por ciento de las familias no llegan a fin de mes, necesita unas "instituciones fuertes y un Gobierno limpio", y no un Ejecutivo "más dependiente de defenderse ante los tribunales".

Sánchez especifica su hoja de ruta: "Moción de censura, estabilidad y elecciones"

Sánchez especifica su hoja de ruta: "Moción de censura, estabilidad y elecciones". Vídeo: ATLAS

Y un sistema político como el español requiere que un partido tan importante como el PP pase "a la oposición" para que pueda "regenerarse, extirpar el mal de la corrupción" y a partir de ese momento "representar al votante conservador".

Ante 260 miembros del Comité Federal -el 81 por ciento del total de este órgano decisorio del partido, el máximo entre congresos- Sánchez ha asegurado que sus planes no pasaban por presentar una moción de censura, pero se ha visto obligado ante una situación de emergencia institucional" creada por la negativa de Rajoyalguna tras la sentencia de la Gürtel.

"Si se ha presentado es simple y llanamente porque Rajoy no ha asumido la responsabilidad de dimitir", lo que no ha dejado al PSOE otra opción que la de acudir a esta herramienta constitucional.

El "crédito de la política", en juego

Con su actitud, Rajoy ha demostrado el "poco nivel de autoexigencia" cuando se trata de casos de corrupción que atañen a su partido. Pero "se acabó" el "no hacer nada", ha advertido Sánchez, que ha recalcado que con esta moción también está en juego recuperar el "crédito" de la política.

La moción de censura que presentan los socialistas es "constructiva", para dar paso a "un Gobierno del PSOE" que "va a garantizar el orden constitucional y la convivencia" y que tiene "una hoja de ruta clara: moción, estabilidad y convocatoria electoral".

Para sacarla adelante, ha apelado a los 350 diputados del Congreso, sin excepción, a los que ha emplazado a hacerse una pregunta "muy simple", si después de la sentencia de la Gürtel, "Rajoy puede seguir siendo presidente del Gobierno sí o no".

El Comité Federal aprueba la moción sin negociar

El Comité Federal del PSOE ha ratificado por unanimidad la moción de censura de Sánchez, pero sin abrir ningún tipo de negociación con otros grupos parlamentarios para conseguir apoyos.

Las 22 intervenciones que han sucedido al discurso de Sánchez han sido todas de "apoyo" a la iniciativa de Sánchez, entre ellas la de la presidenta andaluza, Susana Díazusana Díaz, que ha dicho que "comparte" con la dirección federal que "no puede haber acuerdo ni concesión" alguna a los independentistas.

En la misma línea, el presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, se ha congratulado de que Sánchez no cuente con los independentistas para gobernar: "No podemos apostar por un Gobierno pendiente de los independentistas", ha subrayado a su llegada a Ferraz.