10 de junio de 2018
10.06.2018

Alarma en Asturias por el cierre de las minas y las térmicas que pide el Gobierno

Javier Fernández, ante la posición de Teresa Ribera: "Mi preocupación va en aumento, sería muy negativo" | Alerta en FADE por la industria

10.06.2018 | 00:22
Teresa Ribera, nueva ministra de Transición Ecológica.

La primera intervención pública de la ministra de Transición Ecológica y Medio Ambiente, Teresa Ribera, ha conseguido aunar en Asturias voces políticas y empresariales pidiendo que el camino hacia energías más limpias sea menos brusco que el volantazo que el Gobierno parece que quiere dar. Ribera se estrenó en su cargo con una defensa a ultranza de las tecnologías renovables y asegurando que el carbón ya "no tiene sentido ni futuro", en alusión a las térmicas y a las minas. El presidente del Principado, Javier Fernández, aseguró ayer, tras sopesar las palabras de la Ministra: "La preocupación va en aumento; no estoy en absoluto de acuerdo con la posición de la Ministra, y si esa fuese la posición del Gobierno de España tampoco estaremos de acuerdo con la del Ejecutivo". La patronal asturiana FADE advierte de las consecuencias adversas que estos planteamientos podrían tener para la actividad económica regional y en particular para la industria. La alarma es general.

Javier Fernández prometió que defenderá la postura expresada por el Gobierno del Principado. El líder del Ejecutivo asturiano ya había expresado meses atrás su disconformidad con la posición que estaba asentándose en la dirección socialista nacional de Pedro Sánchez a propósito de la llamada "transición energética", una postura favorable a prescindir de las térmicas de carbón antes de 2025. "Vamos a defender (nuestra postura) con toda convicción, sabiendo las consecuencias muy negativas que otros planteamientos pueden tener para la minería, para el puerto de El Musel y sobremanera para la industria y el conjunto de la economía asturiana", señaló Fernández, quien concluyó: "Nosotros vamos a defender los intereses de Asturias y de la industria asturiana".

La Ministra expresó también su preocupación por el futuro de las comarcas cuyo "monocultivo económico" y prosperidad depende de las minas o de las térmicas. Pero esas últimas palabras no han aliviado ni a políticos ni a empresarios asturianos. Belarmino Feito, líder de FADE, aclara de primeras que "no se puede meter a toda la minería en el mismo saco. Por un lado, está la metálica, con mucho futuro en nuestra región, y por otro, la de carbón, de la que habría que estudiar su rentabilidad antes de tomar ninguna decisión". También llamó a discernir el cierre de las minas del de las térmicas y a que la Ministra tenga en cuenta las circunstancias particulares de territorios como el asturiano.

"Invitaría a la Ministra a que se informase adecuadamente sobre los impactos que tendrá el cierre de las industrias térmicas para Asturias. Está claro que habrá un impacto directo, pero será aún mucho mayor el que habrá sobre el empleo indirecto como la actividad logística, como el puerto de El Musel", señaló Feito. El patrón de patronos hizo un llamamiento a la calma al nuevo Gobierno y poner freno en sus pretensiones porque, subrayó, "aún falta mucho para el horizonte 2050 (plazo que se ha marcado la UE para "descarbonizar" la economía). Según Feito, hasta entonces podría haber "avances tecnológicos en materia de captura de CO2 y de reducción de emisiones, por lo tanto sería prematuro tomar ahora cualquier decisión en este ámbito". Añadió que un reciente informe emitido por la llamada Comisión de Expertos para la Transición Energética, e integrado por representantes de partidos políticos, patronal y sindicatos, llega a la conclusión de que mantener buena parte de esta industria sería compatible con las exigencias de la Cumbre de París.

A este coro de voces contra los planteamientos de Ribera no faltó la oposición política. La presidenta del PP asturiano, Mercedes Fernández, señaló que el Principado tiene que "plantarse con una sola voz en defensa del carbón" y de una transición "ordenada" para el cierre de las centrales térmicas. Subiendo un grado en la crítica, el diputado de Foro Asturias en el Congreso, Isidro Martínez Oblanca, calificó al equipo de la Ministra como "fundamentalistas del progresismo ecolojeta más rancio". Y el diputado de IU en el Parlamento asturiano, Ovidio Zapico, emplazó al PSOE a poner coto a los "despropósitos" de Ribera.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Lo último Lo más leído