El ex ministro principal de Escocia Alex Salmond expresó ayer su admiración por la "paciencia y el coraje" que a su juicio está demostrando el movimiento soberanista catalán y reivindicó la autodeterminación como un derecho "universal", si bien no ocultó que al Partido Nacionalista Escocés (SNP, por sus siglas en inglés) le costó años acordar un referéndum con el Gobierno británico.

Salmond intervino ayer como invitado en la clausura de la primera asamblea del PDeCAT, celebrada en el Palacio de Congresos de Cataluña, que deparó un cambio en la dirección.

"Vuestra paciencia y coraje y este camino pacífico levanta la admiración de Europa y del mundo entero", arengó Salmond a los asociados del PDeCAT que estaban presentes en el cónclave.

No obstante, Salmond dio ánimos al soberanismo porque "el derecho a la autodeterminación es universal", razón por la cual Cataluña debe buscar esa "oportunidad". Pero, en todo caso, recordó que a Escocia "le costó muchos años lograr" un pacto como el que él mismo firmó con el entonces primer ministro británico, David Cameron, para celebrar el referéndum de 2014, que los independentistas perdieron. El ex primer ministro escocés también evocó el caso de la exconsejera Clara Ponsatí y celebró que la justicia de su país haya rechazado el "abuso" de las euroórdenes, ante lo que considera que es una "disputa política".