El ministro de Fomento y "número tres" del PSOE, José Luis Ábalos, valoró ayer el resultado del congreso del PP, que eligió presidente a Pablo Casado, como un retroceso democrático y un signo de debilidad. "Más que una regeneración, parece que ha habido una regresión", resumió Ábalos.

En un acto del PSOE celebrado en Burjassot (Valencia) y al que también asistió la ministra de Sanidad, Carmen Montón, Ábalos reconoció que ignora si lo que los populares decidieron en el congreso "les va bien a ellos", pero no se privó de advertir que "cuando un partido está débil, se refugia en las esencias, y cuando está fuerte, va lanzando mensajes más inclusivos". "La España de hoy no se reconoce en la España viejuna del PP", criticó el Ministro, añadiendo que el PP "alaba una idea de España vacía, más cerca del patrimonio que de la patria".