Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Integrante del comité ejecutivo nacional del PP

Reyes Fernández Hurlé: "No voy a ir contra Mercedes Fernández por apoyar a Soraya, ella es mi presidenta"

"Hablaremos con todo el mundo para elaborar las listas autonómicas y locales, sin preguntar a nadie lo que votó"

Reyes Fernández Hurlé.

Reyes Fernández Hurlé. RICARDO SOLÍS

La avilesina Reyes Fernández Hurlé, secretaria general de Nuevas Generaciones, estará en la nueva dirección del PP que lidera Pablo Casado. Tiene 30 años, milita en el PP desde los 16 y es concejal en el Ayuntamiento de Avilés desde 2013. Es licenciada en Administración y dirección de Empresas y ha sido empleada, becaria, parada y opositora.

-¿Cómo afronta este reto?

-Con mucha ilusión. En el Partido Popular hemos vivido una experiencia nueva, un congreso con primarias y varios candidatos. Ahora el objetivo es que Pablo Casado sea el próximo presidente del gobierno de España. Es una persona con una trayectoria intachable, que goza de gran respeto en el partido y que quiso contar con gente joven en su equipo. Estoy muy agradecida, para mí es un lujo.

-¿Ve posible la integración en la nueva directiva nacional de Soraya Sáenz de Santamaría y su equipo?

-Los dirigentes de Nuevas Generaciones tuvimos un encuentro con todos los candidatos y llevamos algo simbólico, una piña, que representaba la unidad que teníamos que lograr, pasara lo que pasara, después del congreso. El objetivo es la unidad, reforzar el equipo. Todas las candidaturas tienen activos muy potentes y gente muy preparada y no hay mejor manera de enriquecerse que integrando a todos. Sé que Pablo va a tender la mano y estaremos encantados de recibir a todo el mundo, también a Soraya y su equipo, como ya se hizo con el resto de los candidatos.

-¿Qué diría a quienes relacionan a Pablo Casado con la extrema derecha y el populismo?

-El Partido Popular es un partido de centro-derecha y por lo tanto no hay extremos. La gente que se siente de extrema derecha no pinta nada en el PP. Los extremos siempre son malos. El populismo y los extremos los representa más bien la izquierda. El PP representa a muchísimas personas, es el partido que mejor refleja a los españoles. Los que estamos en el equipo de Pablo Casado somos de centro-derecha, siempre hemos defendido la parte conservadora con el toque liberal. Hay unos estatutos que se deben respetar y unos principios y unos valores que nunca hemos perdido. Habrá que reforzarlos y salir a ganar las elecciones.

-¿Le extrañó el apoyo de la presidenta del PP asturiano, Mercedes Fernández, a Soraya Sáenz de Santamaría?

-No. El problema es que juzgamos y opinamos sobre lo que vota uno o lo que vota otro. Cuando se afronta un proceso de primarias lo primero que hay que hacer es creérselo y afrontarlo con normalidad. El PP es una familia, hay varios candidatos que tienen las mismas ideas con pequeñas diferencias, y un objetivo común: recuperar el gobierno de España. Hay que votar en libertad y en democracia. Yo no voy a ir contra Mercedes Fernández porque haya apostado por otra candidatura, porque somos compañeras y ella es mi presidenta. Punto. Esta es la bandera de la libertad que tomó el PP en este congreso.

-Sí parece que hay heridas que restañar. El término "coser" se ha oído mucho en las últimas horas...

-Efectivamente, en la campaña hubo algún cruce de palabras y no todo el mundo lleva igual las críticas. Lo que tengo claro es que si hay que coser algo por mi parte se va a coser. Yo no tengo problemas con nadie. Se ha abierto una nueva etapa, tenemos un líder y un equipo muy joven, pero integrador y abierto a todos. Todos tenemos muchísimo que aportar. El congreso se acabó, tenemos un presidente que es de todos y ahora juntos vamos a seguir trabajando. Hay que mirar hacia adelante, no podemos perder ni un minuto más.

- Insiste mucho en recuperar el gobierno de España, pero en menos de un año habrá elecciones autonómicas y locales. Doble trabajo...

-Por supuesto. El presidente Casado ya ha dicho que quiere dar el nombre de los candidatos autonómicos y a las principales alcaldías de España. Hay que hacerlo cuanto antes: formar equipos, rodearse de los mejores y ponerse a trabajar. Serán personas formadas, competentes, con trayectoria, leales y fieles al PP y, lo más importante, personas normales, cercanas, conocidas en sus territorios: gente normal, que crea en el proyecto, que ame a su pueblo. Vamos a elaborar las listas hablando con todo el mundo, independientemente de lo que haya votado. No vamos a preguntar a nadie lo que votó

-¿Por qué cree que Pablo Casado ganó a Soraya Sáenz de Santamaría?

-Seguramente en la campaña su discurso fue ganando fuerza. Pero el proyecto es de todos. El que haya votado a Soraya tiene el mismo respeto que el que lo hizo a Margallo.... Todos somos de Nuevas Generaciones, todos somos del PP. Y somos una piña.

-¿Qué papel cree que deben tener Alberto Núñez Feijoo y María Dolores de Cospedal en el partido a partir de ahora?

-El presidente Casado ya ha dicho que el que ellos quieran jugar. Este partido es muy grande. Aquí no sobra nadie.

-Hay quien interpreta que el "heredero" de José María Aznar ha ganado a la "heredera" de Mariano Rajoy...

-No los veo como "herederos" de nadie. Hay etapas. Hay una historia en el PP, en la que ha habido grandes presidentes. Para mí y para la mayoría de los compañeros, sin duda, el mejor presidente que ha habido en la historia del partido y del país, ha sido Mariano Rajoy. Un presidente que, además, ha sabido salir con la dignidad, la honradez y la humildad que le caracterizan. Creo que Soraya ha sido una candidata magnífica y una vicepresienta estupenda; una gran profesional, con una trayectoria intachable, y creo sinceramente que si hubiera ganado ella hubiera sido también un éxito, igual que si lo hubiera hecho María Dolores de Cospedal. Ha ganado Pablo Casado. Es nuestra apuesta y creo que puede hacer una gran gestión. Quiere mucho al partido y conoce las preocupaciones de los españoles. El PP ha dado un giro, se abre una nueva etapa en la que todos tenemos hueco. Ahora hay que mirar al futuro.

-¿El objetivo principal del PP es recuperar el gobierno de España?

-Por supuesto. No hay que olvidar que Pedro Sánchez llegó al Gobierno con una moción de censura legal, pero inmoral. Está en la Moncloa por un pacto de perdedores con populistas, independentistas y amigos de terroristas. Ese es el "tótum revolútum" que hizo Pedro Sánchez para llegar a La Moncloa. Los españoles lo que dijeron fue que el que tenía que liderar el gobierno era Mariano Rajoy. Así que tenemos que trabajar para afrontar las próximas elecciones y, sabiendo que tenemos la confianza de los españoles, ir a más, a recuperar los votantes perdidos, y con ellos recuperar alcaldías, provincias, comunidades autónomas... y también la Moncloa.

Compartir el artículo

stats