El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha afirmado este jueves que su voluntad es agotar la legislatura y que haya elecciones "en tiempo y forma, es decir, en 2020" para poder "estabilizar social, política y económicamente" al país.

Sánchez ha expresado este compromiso en la rueda de prensa ofrecida junto al presidente francés, Emmanuel Macron, en el Palacio de la Moncloa.

"Estamos en un sistema democrático y elecciones habrá en tiempo y forma, es decir, en 2020. Es la voluntad que tiene el Gobierno", ha asegurado el jefe del Ejecutivo.

Sánchez ha despejado la incertidumbre sobre cuál es su intención respecto a la fecha de los próximos comicios después de que la portavoz del Gobierno, Isabel Celaá, dijera el pasado miércoles que ahora "nadie está pensando en adelantar las elecciones" generales, pero que "nadie va a resistir más allá de lo razonable" porque sería "absurdo".

Según Sánchez, su aspiración es "estabilizar social, política y económicamente el país, reconstruir el Estado de bienestar, consolidar el crecimiento económico y crear empleo digno".

También se ha marcado como meta afianzar "la regeneración democrática que se abre en este país después de la moción de censura" con la que desbancó a Mariano Rajoy del poder.

"Es el objetivo de este Gobierno", ha resumido el líder socialista, quien ha garantizado que su Gobierno va a plantear unos presupuestos generales del Estado para 2019 con la senda de estabilidad acordada con la UE o con la anterior en caso de que el PP la rechace en el Senado.

Pedro Sánchez recibe a Emmanuel Macron en La Moncloa

Inmigración ilegal

Por otro lado, Sánchez y Macron han sellado su alianza para hacer prosperar en el seno de la UE soluciones frente a la inmigración ilegal y acordar medidas que refuercen la zona euro para estar preparados ante crisis futuras.

El jefe del Ejecutivo ha recalcado los valores y principios que unen a España y Francia y ha subrayado la determinación de ambos de hacer frente a retos que tiene ante sí la UE como la inmigración y el futuro de la zona euro.

Son dos cuestiones que han sido objeto de sendas declaraciones suscritas por Sánchez y el presidente francés y que el jefe del Gobierno ha puesto especialmente en valor.

En materia migratoria ha resaltado la necesidad de afrontar el problema con solidaridad y responsabilidad, así como aumentar la cooperación con los países origen y tránsito de la inmigración ilegal.

De la misma forma, ha resaltado que siempre ha de tenerse muy en cuenta la dignidad y los derechos humanos de los migrantes.

La declaración refleja la intención de convocar una reunión en España de los ministros encargados de los asuntos migratorios de Europa y del Sahel para analizar el problema y explorar posibles iniciativas comunes.

Macron ha calificado de "ejemplar" la cooperación entre España y Francia en materia migratoria y ha subrayado que sólo desde la colaboración la Unión Europea podrá hacer frente a lo que ha considerado como una realidad demográfica.

Ha abogado también por el aumento de la ayuda a los países origen y tránsito de a inmigración y ha reconocido en este ámbito la experiencia española.

Una experiencia que cree que debe aprovechar la Unión Europea en la política que debe desarrollar en este ámbito.

"La convergencia entre los dos países es auténtica", ha recalcado el presidente francés.

Al respecto, ha alertado de la soluciones nacionalistas que han podido tener éxito a corto plazo pero que después han fracasado.

Respecto a la declaración sobre la reforma de la zona euro, el presidente del Gobierno ha asegurado compartir la "obsesión" del presidente francés para avanzar en la unión económica y monetaria y lograr, por ejemplo, un presupuesto de la zona euro.

Para él, se trata de pertrechar a las sociedades de mecanismos útiles y eficientes para poder hacer frente a crisis que puedan venir en el futuro.

Al respecto, ha asegurado que la crisis económica vivida por España sirve de estímulo para que se intente avanzar con firmeza en este ámbito.

Sánchez ha aprovechado para destacar los buenos datos de empleo que reflejan la Encuesta de Población Activa (EPA) conocida hoy y ha ratificado su compromiso de seguir mejorando la calidad del empleo.

En ese contexto ha anunciado que será este viernes cuando el Consejo de Ministros aprobará el plan director de empleo contra la explotación laboral que ya había avanzado.

Al respecto, el presidente francés ha abogado por reuniones continuas de los líderes europeos para poder tener un plan común el próximo mes de diciembre.

En el contexto económico, Macron ha insistido en su defensa de gravar con impuestos a las empresas digitales.

En cuanto a las relaciones comerciales, Sánchez ha apostado por el multilateralismo y ha defendido el dialogo con Estados Unidos pero, al mismo tiempo, la retirada de aranceles que, por ejemplo, salvaguarde la política agraria común.

Macron ha asegurado que la voluntad es evitar conflictos comerciales, pero Europa no puede renunciar a sus principios.

En la conferencia de prensa, Sánchez ha anunciado que el Gobierno francés entregará el próximo 1 de octubre a España, en una ceremonia solemne, todo el material que guarda incautado a ETA en operaciones antiterroristas llevadas a cabo en territorio galo, el cual permitirá esclarecer crímenes etarras pendientes de resolver.