12 de septiembre de 2018
12.09.2018

Carcedo sustituye a Montón, que dimite por el máster tras recibir el apoyo de Sánchez

"No cometí ninguna irregularidad", afirma la ya exministra de Sanidad, pese a que la Universidad reconoce que se alteraron sus calificaciones y su trabajo incluye plagios

12.09.2018 | 02:22
Carmén Montón abandona la sala de prensa rodeada de su equipo tras anunciar su dimisión como ministra de Sanidad.

La asturiana María Luisa Carcedo será la nueva ministra de Sanidad en sustitución de Carmen Montón, quien anoche presentó su dimisión por las irregularidades detectadas en un máster universitario. El nombre de Carcedo, hasta ahora alta comisionada para la lucha contra la pobreza infantil, se hizo público media hora después de que Montón anunciara su renuncia, tras una jornada marcada por los vaivenes respecto a su futuro.

Pedro Sánchez sumó anoche otro hito a sus cien días de gobierno con la dimisión de la ministra de Sanidad por las irregularidades en el máster sobre Estudios Interdisciplinares de Género en el Instituto de Derecho Público, dependiente de la Universidad Rey Juan Carlos (URJC). La segunda renuncia de su gabinete, tras la del primer ministro de Cultura, Máxim Huerta, se produjo poco más de tres horas después de que el jefe del Ejecutivo, en contra de la opinión creciente de su partido, diera su respaldo a Montón y garantizase su continuidad."Está haciendo un gran trabajo y lo va a seguir haciendo", afirmó Sánchez a media tarde en el Senado, en lo que parecía un intento de resistir las presiones de propios y ajenos para forzar la salida de la ministra y pese a que la URJC reconoció ya a primera hora de la mañana que se habían detectado irregularidades en el expediente de la ministra, como la sustitución de un "no presentado" por un aprobado.

Hacia las nueve y veinte de la noche, Montón compareció en su ministerio para hacer pública la renuncia, algo que descartaba por la mañana, cuando pidió explicar en sede parlamentaria los detalles de su máster y consideraba "injusto" dimitir por alteraciones de las que niega ser responsable. Con gesto cambiante, entre la sonrisa forzada y la tristeza visible, la ministra hizo un repaso rápido de los logros en poco más de tres meses al frente del departamento. Algunos tienen pocos días, como la restitución de la sanidad universal que garantiza la cobertura sanitaria a los inmigrantes sin papeles. Montón no reconoció las anomalías académicas que se le atribuyen. "No cometí ninguna irregularidad", aseguraba tras afirmar que fue "transparente y honesta" desde que trascendieron las informaciones sobre su máster. Pese a ello, renuncia al cargo para no perjudicar, explicó, al Gobierno de Pedro Sánchez.

La dimisión puso fin a una jornada marcada por los avisos contradictorios sobre el futuro de Montón. La salida parecía algo hecho después de que la Universidad Rey Juan Carlos diese a conocer que detectó cambios de notas en el expediente de la ministra y que revisa "asignatura por asignatura" para averiguar cómo se han producido y depurar responsabilidades. La modificación se habría producido en una materia en la que figuraba como no presentada y que, meses después, aparecía como aprobada. No haber completado todas las asignaturas impediría que Montón hubiese leído su trabajo fin de máster, algo que sí acredita que hizo, y explicaría que su título lleve fecha de 2012 y no de 2011. Además, el trabajo fin de máster de la ministra, que mostró el lunes, incluye párrafos plagiados de trabajos disponibles en internet y entradas de la Wikipedia.

El anuncio de la URJC ponía en vía de salida a Montón y alimentaba la tesis de que la dimisión de la ministra estaba prácticamente hecha. Sin embargo, unas declaraciones de la vicesecretaria general del PSOE y portavoz en el Congreso, Adriana Lastra, y del secretario de Organización socialista y ministro de Fomento, José Luis Ábalos, hicieron dudar de que fuera inminente. Lastra anticipaba que la ministra iba a comparecer en el Congreso para dar explicaciones porque no tenía nada que esconder . El registro urgente la petición de comparecencia alejaba al menos en el tiempo la renuncia. Más tarde, Ábalos aseguró que Montón contaba con el apoyo de la dirección del PSOE y del Gobierno. El espaldarazo de Sánchez parecía alejar más todavía la dimisión. A media tarde, en el Senado salió en defensa de la titular de Sanidad y fue rotundo al señalar que Montón estaba realizando un "gran trabajo y lo seguirá haciendo". La posición del presidente avivó un malestar ya creciente en el seno de los socialistas. "El sentimiento en el partido de que debe dimitir es amplio", aseguraban a Efe fuentes del PSOE. Mantener a Montón es "un error", afirmaban otras voces internas citadas por Europa Press. Tras el aval de la tarde, por la noche Pedro Sánchez calificaba en twitter de decisión "valiente" y que la "honra" la renuncia de Montón.

El PP, que durante estos días mantuvo una posición muy cauta sobre el nuevo caso máster, recibió con sorpresa el anuncio de la renuncia de Montón, que coloca en una posición delicada a su líder, Pablo Casado, inmerso en una investigación sobre irregularidades académicas por otro máster de la URJC, por la que podría llamarlo a declarar el Tribunal Supremo. Montón es el segundo cargo público que cae por irregularidades académicas, después de la presidenta madrileña Cristina Cifuentes.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook