04 de diciembre de 2018
04.12.2018
Elecciones andaluzas

El PSOE rectifica y asegura ahora que no se plantea pedir la dimisión de Díaz

Ferraz quiere evitar abrir un enfrentamiento con el PSOE-A a pocos meses de las elecciones de mayo

04.12.2018 | 08:29
Ábalos: "No pido la dimisión de nadie".

El presidente del Gobierno y líder del PSOE, Pedro Sánchez, ha dado a la andaluza Susana Díaz todo su apoyo para que intente ser investida presidenta: "Susana Díaz tiene mi apoyo para intentar, hasta las ultimas consecuencias, ser la presidenta de Andalucía, ha afirmado en una entrevista en Telecinco.

Al mismo tiempo, como secretario general del PSOE, ha pedido a los socialistas andaluces que "reflexionen en los órganos deliberativos sobre cuáles son las cuestiones que tenemos que hacer mejor para recuperar los 400.000 votantes que se han quedado en casa".

Sánchez, que ha analizado esta mañana con la ejecutiva del PSOE los resultados de las elecciones andaluzas de hace dos días, se ha mostrado preocupado por la gobernabilidad de Andalucía y ha destacado que, aunque "las derechas suman, no sabemos muy bien para qué", y ha criticado que ya se estén "repartiendo consejerías".

A su juicio, dos fuerzas políticas como el PP y Cs que se autoproclaman proeuropeas no pueden basar su gobierno en una fuerza antieuropeísta como Vox.

En esa línea, ha lamentado que, mientras que la derecha europea se vanagloria de no pactar con la ultraderecha y tiene líderes con el "suficiente cuajo" para ello, en España el PP y Cs estén dispuestos a hacerlo "sin pudor".

Además, ha alertado a los partidos de Pablo Casado y Albert Rivera de que "se equivocan si creen que Vox se va a moderar", porque lo que ocurrirá, en su opinión, es que ellos "se van a radicalizar y el espacio de la moderación en el centro derecha va a desaparecer por ese arrastre".

Además de pronosticar cómo Vox "va a inocular de extrema derecha los planteamientos del PP y Cs", el presidente ha recalcado que estos tendrán que "explicar muy bien que van a pactar con Vox" y les ha planteado si van a sacar del sistema de salud pública la cobertura de la Interrupción Voluntaria del Embarazo (IVE) y si van a derogar la ley de violencia de género en Andalucía.

En su análisis de los resultados electorales, ha destacado que la baja participación registrada, por debajo del 50 %, explica la fuerza con que ha irrumpido Vox en el parlamento andaluz, y que también su irrupción se debe a la "fragilidad en el liderazgo del PP".

Sánchez ha vinculado además el respaldo electoral de Vox a un "voto de protesta" y ha llamado a combatir los postulados de la ultraderecha "con argumentos" y con una "movilización" de la España serena, moderada y europeísta.

Sobre si su relación con los independentistas catalanes ha podido ser una de las causas de la debacle de Susana Díaz, Sánchez lo ha descartado: "los ciudadanos responden a la pregunta que se les plantea en unas elecciones y, después de 40 años de democracia, la gente sabe perfectamente qué es lo que vota en cada proceso electoral".

 José Luis Ábalos rectifica sus palabras del lunes


El secretario de Organización del PSOE, José Luis Ábalos, ha rectificado sus palabras del lunes y sostiene ahora que la dirección federal del partido no pedirá la dimisión de Susana Díaz ni siquiera si fracasa en su intento de mantener el Gobierno en Andalucía.

En rueda de prensa en la sede del partido en Ferraz, donde está reunida la Ejecutiva Federal para analizar los resultados del 2-D, ha sostenido que cuando el lunes habló de la necesidad de "regeneración" en el PSOE de Andalucía no le estaba enseñando ninguna puerta de salida a Díaz.

El lunes, y desde la misma sala de prensa, Ábalos habló en repetidas ocasiones de la necesaria "regeneración" del partido en Andalucía y admitió que una eventual dimisión de la presidenta y líder del PSOE-A "forma parte de su responsabilidad".

"Nuestro papel está siempre subordinado al éxito de nuestro proyecto político y siempre estamos a disposición de la organización que, con generosidad, siempre nos ha otorgado la confianza. Creo que los compañeros de Andalucía son suficientemente responsables e inteligentes para llevar adelante su proceso y aportar lo mejor de sí mismos", señaló, en unas palabras interpretadas como una invitación a Díaz a dar un paso atrás y dejar paso a la renovación del partido en Andalucía.

Tras la negativa de Díaz a irse tras haber ganado las elecciones --"se regenera lo que está degenerado", ha dicho la presidenta-- hoy Ábalos ha sostenido que "en ningún momento" él deslizó la posibilidad de que la dirección federal le fuera a pedir la dimisión a Díaz si pierde la Junta, y mucho menos que se plantee tomar el control de la organización en Andalucía a través de una gestora. "Ni es conveniente, ni necesario ni justificado, no es el estilo del 39 Congreso" del PSOE que eligió a la actual dirección del partido tras las primarias que Sánchez ganó a Díaz, ha argumentado.

{C}

{C}

Susana Díaz no se plantea dimitir. Vídeo: ATLAS

En realidad, dentro de la propia Ejecutiva de Sánchez hay miembros que no creen que se deba exigir a Díaz su dimisión cuando ha sido la candidata más votada el 2-D. La representante del PSC, Núria Marín, lo verbalizó a la entrada de la reunión. "El partido tiene que estar fuerte y unido. Más que hablar de dimisiones tenemos que hablar de tirar del proyecto del partido hacia adelante porque España nos necesita", señaló.

En la cúpula de la organización se reconoce que en este momento, a pocos meses de que arranque la campaña de las municipales, autonómicas y europeas de mayo, al PSOE no le interesa abrir un nuevo frente interno que vuelva a mostrar las dos almas del partido y reabra las heridas de los turbulentos años de 2016 y 2017.

Pero el secretario de Organización tampoco ha aclarado si, en caso de que Díaz no retenga el Gobierno, debería convocarse pasados los comicios de mayo un Congreso del PSOE-A para elegir una nueva dirección. En otro momento de la rueda, ha señalado que Díaz tiene "la suficiente experiencia" y conocimiento de la organización como para "gestionar los tiempos de respuesta del partido".

En cualquier caso, lo que menos le preocupa a la cúpula del PSOE en este momento es "la cuestión interna", según Ábalos. Si bien al mismo tiempo ha apuntado que "entender el mensaje de los electores equivale a la renovación del discurso y de la propia organización". "El inmovilismo es lo contrario de lo que estoy planteando", ha advertido.

El 'número tres' del partido ha reconocido que la "propaganda" que la derecha ha hecho sobre la gestión de la cuestión catalana ha podido tener una incidencia en el resultado del 2-D, pero a su juicio este elemento no ha sido "decisivo".

Vox y los independentistas

Al PSOE lo que le preocupa del resultado en Andalucía es la desmovilización de su electorado y la existencia de una "amenaza cierta" para la calidad democrática que ha atribuido al "interés de las derechas" de PP y Ciudadanos de "generar un frente antisocialista" aliándose con la ultraderecha de Vox.

Ábalos ha advertido a PP y Ciudadanos de que Vox no respeta "valores constitucionales" como la igualdad entre hombres y mujeres o el respeto a ciertas minorías, al igual que los independentistas no respetan otro valor constitucional, el de la integridad territorial.

Sin embargo, el secretario de Organización ha pretendido establecer una diferencia entre contar con los votos de los independentistas para remover del poder a un PP corrupto o para sacar adelante unos Presupuestos Generales del Estado como los que quiere aprobar Sánchez que "negociar" con Vox una investidura en Andalucía.

En cualquier caso, ha afirmado que él cree que los independentistas "van contra el espíritu constitucional porque niegan la unidad territorial de España". "Pero cuando alguien cuestiona la dignidad de las personas, incita el enfrentamiento entre personas en función de su condición social, de su color, su raza, se apartan del espíritu constitucional", ha argumentado, en relación a Vox.

Y ha insistido en que, a diferencia de lo que harían PP y Ciudadanos negociando una investidura con Vox en Andalucía, el PSOE no tiene ninguna asociación con los independentistas, a pesar de que apelan a ellos para aprobar los Presupuestos.

Ábalos también ha alertado del riesgo de que PP y Ciudadanos no consigan "moderar" a Vox, sino que sea esta fuerza la que les radicalice.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Lo último Lo más leído