10 de febrero de 2019
10.02.2019

Igualdad ante el independentismo

Mil personas acuden a la concentración en Oviedo del PP y Foro, que se unen para exigir la convocatoria de elecciones generales y que cesen las concesiones al secesionismo

10.02.2019 | 00:25
Igualdad ante el independentismo
Varios de los asistentes a la concentración en la plaza de España de Oviedo, con banderas nacionales y de Asturias.
Igualdad ante el independentismo

La derecha asturiana reunió ayer en la plaza de España de Oviedo a mil personas que reivindicaron "igualdad" y "el cese de concesiones" al independentismo catalán, al tiempo que exigieron al gobierno de Pedro Sánchez la convocatoria de elecciones generales. La concentración unió a Foro y PP, cuyos principales dirigentes encabezaron la pancarta, en la que podía leerse "en defensa de la unidad de España. Asturias con la Constitución. No al secesionismo", en vísperas de la manifestación que tendrá lugar hoy en la plaza de Colón de Madrid.

No hubo banderas de partidos, sólo de España, alguna preconstitucional, y de Asturias. Los líderes de los partidos convocantes delegaron la lectura del manifiesto en Almudena Iglesias, quien puso voz radiofónica a un texto que cuestionó la estrategia de cesiones del Gobierno de España al independentismo catalán y cargó contra el relator, "una figura inédita exigida por determinados partidos que plantean la autodeterminación de Cataluña para promover la proclamación de una república en aquella comunidad autónoma de España".

Los aplausos interrumpieron la lectura del comunicado cuando este relacionó las concesiones del Gobierno central con la negociación de los Presupuestos Generales del Estado, afirmando que "infringen los principios constitucionales constitucionales de igualdad entre los españoles y de solidaridad entre las comunidades autónomas españolas, acentuando la desigualdad y la discriminación del Principado de Asturias respecto de la Generalidad de Cataluña". Una situación que, según los convocantes, "supone sustraer las inversiones necesarias para el crecimiento y la creación de empleo en Asturias y otros territorios". Gritos repetidos de "¡elecciones!, ¡elecciones", y de "vivas" a España y al Rey acompañaron un acto al que asistieron Mercedes Fernández, Carmen Moriyón, Teresa Mallada y Francisco Álvarez-Cascos.

La presidenta regional del PP justificó la necesidad de convocatorias como la de ayer en Oviedo y hoy en Madrid porque, dijo,"tenemos un Presidente que ha perdido la brújula como Presidente y como español y tenemos que recuperar el equilibrio". Mercedes Fernández declaró en los prolegómenos de la concentración que "no estamos con relatores ni con los independentistas. Queremos una España unida y en paz, donde la riqueza territorial no nos separe sino que nos una". La dirigente popular cruzó besos y saludos con su homóloga de Foro, Carmen Moriyón y con Francisco Álvarez-Cascos antes de ponerse en el centro de la pancarta.

"Tenemos que decir alto y claro, libremente, lo que pensamos de las concesiones del Gobierno sanchista. Salir a la calle y plantarnos, que ya está bien", esgrimió la candidata de Foro a la presidencia del Principado. "Cada vez se está cediendo más y llega un momento en que las personas ta están cansadas (...) El dinero que se va de más a Cataluña no llega a Asturias", sostuvo Moriyón, quien también saludó afectuosamente a la cabeza de lista del PP a las elecciones al Principado, Teresa Mallada, más escorada a un lado de la pancarta cabecera. La valoración de Álvarez-Cascos fue bastante similar: "En esta convocatoria no hay más que la defensa de la unidad de España" y "una invitación a los asturianos a expresar su compromiso con la Constitución", manifestó el promotor de Foro. Teresa Mallada, que llegaba de presentar al que será su equipo de campaña electoral a la presidencia del Principado, declaró que "cuando se pasan los límites no queda más remedio que decir basta" y vio justificada la exigencia de elecciones generales para que "España decida quien nos representa".

Tras la lectura del manifiesto, donde se subrayó "la indisoluble unidad de la nación española", el millar de asistentes cantó un espontáneo "Asturias patria querida" y poco después por megafonía sonó el himno de España. Los participantes todavía permanecieron un rato en la plaza de España como fue el caso del ovetense Alejandro Caldueño. "Es una vergüenza donde vamos. Tan legítimo es que echaran a Rajoy como que ahora el pueblo pida elecciones. El Gobierno no se puede apoyar en una minoría que quieren romper la democracia. Estamos hartos y somos trabajadores. Queremos vivir con tranquilidad", afirmó Caldueño mientras un grupo de amigos asentía.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Lo último Lo más leído