El lunes saltó la polémica. El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, le pidió al Rey don Felipe y al Papa Francisco una revisión histórica de la conquista y la Colonia en aras de avanzar en una reconciliación histórica entre sus naciones (en este enlace te lo contábamos). "Hagamos un relato de lo sucedido desde el inicio de la ocupación, de la invasión militar; los tres siglos de colonia", señaló López Obrador al conmemorar este día en el suroriental estado de Tabasco el 500 aniversario de la Batalla de Centla.

López Obrador reiteró que les remitió al Rey y al Papa sendas cartas para pedirles una revisión histórica de los acontecimientos y una disculpa, "sobre todo, que se reconozcan los agravios que se cometieron y sufrieron los pueblos originarios". Ante este mensaje, las redes sociales rápidamente reaccionaron divididas por aquellos que condenan esta petición (en este enlace te mostramos algunas de las reacciones contrarias), así como otras que justificaban las razones del presidente de México para pedir tales declaraciones.

Entre las voces contrarias ha destacado la de Arturo Pérez Reverte, quién ha contestado duramente con un tuit las palabras de López Obrador. "Que se disculpe él, que tiene apellidos españoles y vive allí. Si este individuo se cree de verdad lo que dice, es un imbécil. Si no se lo cree, es un sinvergüenza", reza el texto del mensaje que ha publicado el escritor en su perfil de Twitter. Rápidamente, su mensaje se ha vuelto viral con cerca de diez mil comentarios, más de veintisiete mil retuits y más de cincuenta mil "me gusta".

A las voces que han aplaudido su mensaje se han sumado muchas críticas a las que el el autor de "Patente de corso" ha respondido con otro tuit enlazando a un capítulo de su última novela, titulada "Una historia de España".

El autor, además ha añadido un nuevo comentario criticando que la historia de España se haya convertido en "un tiro al blanco" de "demagogos y oportunistas". "Acaba uno harto de que la historia de España, con tantas luces y sombras como la de cualquier otro país, se haya convertido en el tiro al blanco de todos los demagogos, oportunistas y golfos de dentro y de fuera. Ya parece un concurso para ver quién escupe más fuerte y más lejos".

El Gobierno de España ha lamentado que se haya hecho pública la carta que el presidente de México dirigió al Rey el pasado 1 de marzo, cuyo contenido rechazamos "con toda firmeza". En una nota remitida a Efe, el Gobierno considera que "la llegada, hace quinientos años, de los españoles a las actuales tierras mexicanas no puede juzgarse a la luz de consideraciones contemporáneas" (en esta información te mostramos el rechazo "con toda firmeza" del Ejecutivo).