16 de mayo de 2019
16.05.2019
Senado

El Parlament declara elegible a Iceta pero lo rechazará en la posterior votación

La Cámara aprueba que el líder del PSC reúne las condiciones aunque se opondrá a su nombramiento

16.05.2019 | 09:22
El Parlament designa elegible a Iceta.

La comisión del Estatuto de los Diputados del Parlament ha aprobado este jueves que el líder del PSC, Miquel Iceta, "cumple las condiciones de elegibilidad" para que el pleno pueda votar si debe ser o no senador por designación autonómica.

La Cámara ha aprobado que Iceta reúne las condiciones para ser elegible con los votos a favor de todos los partidos menos la CUP, que ha votado en contra porque, según ha explicado el diputado Vidal Aragonés, su partido rechaza que haya representantes de Cataluña en las instituciones del Estado.

Declarar a Iceta elegible es un paso preceptivo para que luego se pueda celebrar el pleno que decidirá si la Cámara lo designa senador o no, pero no significa que los partidos que se oponen a su nombramiento hayan cambiado de opinión.

Si no hay sorpresas y según lo ha anunciado por los respectivos partidos catalanes, la votación en el pleno debería quedar así: 25 votos a favor de que Iceta sea senador (17 del PSC y 8 de los comuns), 40 abstenciones (36 de Cs y 4 del PP), y 65 votos en contra (31 de ERC, 30 de JxCat y 4 de la CUP), por lo que será rechazado.

El pleno sobre la designación o no de Iceta empezará a las 9.15 horas: cada grupo podrá explicar el sentido de su voto de una intervención de cinco minutos, y finalmente se votará a través de un mecanismo de voto electrónico y secreto.

Si el PP y Cs hubieran votado a favor se hubiera producido un empate a 65, lo que igualmente hubiera supuesto el rechazo a que Iceta sea senador, ya que el reglamento de la Cámara marca que, si una votación empata, se puede repetir hasta tres veces y, si se mantiene igual, la iniciativa se rechaza.

Voto secreto 


El sistema de voto será electrónico y secreto: esto significa que cada diputado apretará desde su escaño el botón de 'sí', 'no' o 'abstención', y el panel del Parlament mostrará el resultado final pero, al ser secreto, no indicará que ha votado cada parlamentario.

El hecho de que la votación sea secreta también servirá para medir la cohesión interna del independentismo y de Cs y PP: si hubiera diputados que se desmarcaran del sentido del voto indicado, será imposible rastrear sus identidades.


Precedente histórico 


Será la primera vez en 40 años desde el restablecimiento de la democracia que el Parlament rechaza dar luz verde a una propuesta de senador autonómico: hasta ahora, todos los grupos se apoyaban a sus respectivos candidatos sin poner ningún obstáculo.

De hecho, la última votación de senadores autonómicos fue en mayo de 2018, en plena aplicación del 155 y pocos meses después de que el Parlament declarara la república: ERC y JxCat votaron a los candidatos al Senado de Cs y viceversa y nadie planteó objeciones -solo hubo cuatro abstenciones, las de la CUP-.


"Aberración democrática"


Iceta recordó este miércoles que no hay precedentes de que el Parlament vete la designación de un senador, por lo que vería una "aberración democrática" que lo hiciera ahora, y ha asegurado que, si se confirma, presentará un recurso de inconstitucionalidad por vulneración del derecho de participación política.

JxCat, ERC, Cs y el PP han coincidido en un argumento para justificar su posición hacia Iceta, "las formas", y han afeado a Pedro Sánchez que diera por hecho que Iceta presidiría el Senado sin que antes el PSC entablara una negociación con los partidos catalanes en el Parlament.

Estos mismos cuatro partidos ofrecen entonces dos argumentos contradictorios entre ellos: por un lado JxCat y ERC justifican su rechazo a Iceta porque el socialismo avaló la aplicación del 155, mientras que, por el otro, el PP y Cs explican su abstención acusando a Iceta de ser próximo a las tesis soberanistas.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Lo último Lo más leído