21 de mayo de 2019
21.05.2019
Terrorismo

Francia traslada al exjefe de ETA Carrera Sarobe a una prisión próxima al País Vasco

El considerato como el último jefe 'militar' de la banda está condenado a dos cadenas perpetuas

21.05.2019 | 22:55
Carrera Sarobe, en una imagen de archivo

El Gobierno francés ha trasladado al etarra Mikel Carrera Sarobe, alias 'Ata', considerado el último jefe 'militar' que ha tenido ETA, a la prisión de Lannemezan, situada a unos 230 kilómetros de San Sebastián.

El último jefe de comandos de la banda terrorista ETA está condenado a dos cadenas perpetuas dictadas en Francia por el asesinato en 2010 del gendarme galo Jean Serge Nerin, que fue la última víctima mortal de la banda, y de los guardias civiles Raúl Centeno y Fernando Trapero en Capbreton en 2007.

En concreto, el país vecino estableció la cadena perpetua con la obligatoriedad de que pase al menos 22 años en prisión. 'Ata' ha sido trasladado este martes desde la prisión de Reau Sud Francilien, en la Réau --en el departamento de Sena y Marne-- a la prisión de Lannemezan, una de las más próximas al País Vasco, según ha informado Etxerat.

Desde principios del año pasado, las autoridades francesas han llevado a cabo varios traslados de etarras a la citada prisión, entre ellos Arkaitz Agirregabiria, condenado a 25 años por su responsabilidad en el adiestramiento de miembros de ETA e identificado por su relación con el atentado del policía francés Jean-Serge Nerin, última víctima mortal de ETA, que falleció durante un tiroteo con miembros de la banda armada el 16 de marzo de 2010.

También a la misma cárcel fue trasladado el pasado año Iurgi Garitagoitia, condenado a 15 años de cárcel por herir a un gendarme en junio de 2009, así como Zigor Garro, Julen Mendizabal, Josu Urbieta, Raúl Aduna o Jon Salaberria, entre otros.

El Ejecutivo francés cumple así su anuncio de acercamiento de aquellos reclusos etarras que lo pidieran de forma individualizada y que, además, se encontrasen en el tramo final de su condena y sin delitos de sangre, entre otros requisitos.

Carrera Sarobe fue detenido el 20 de mayo de 2010 en un piso de Bayona (Francia) junto a dos de sus colaboradores. Caía así el último jefe 'militar' que ha tenido ETA y que trató, sin éxito, de reactivar los comandos operativos de la banda tras la detención de quien fuera su mentor en la organización Garikoitz Aspiazu Rubina, 'Txeroki'.

Carrera pertenecía al sector duro de la cúpula etarra y fue un fiel aliado de 'Txeroki', entonces responsable de comandos, en el enfrentamiento que mantuvo con el ya fallecido Javier López Peña, 'Thierry', el hombre que desde la dirección del 'aparato político' frustró la negociación con el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero.

Fue condenado a cadena perpetua con 22 años de cumplimiento como mínimo por el asesinato de los guardias civiles Raúl Centeno y Fernando Trapero en Capbreton el 1 de diciembre de 2007.

Las Fuerzas de Seguridad le vinculan con varios atentados mortales cometidos en Navarra y Zaragoza entre 2001 y 2003, entre ellos el crimen del presidente del PP en Aragón Manuel Giménez Abad por el que el juez de la Audiencia Nacional Ismael Moreno también pidió a Francia su entrega temporal. También sospechan de su implicación en el asesinato del cabo de la Guardia Civil Juan Carlos Beiro o de dos policías de Sigüenza, también sin autores conocidos.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Lo último Lo más leído