04 de noviembre de 2019
04.11.2019
Juicio

Txeroki y Arzalluz niegan haber estado en Vizcaya cuando ETA asesinó a Lidón

La Fiscalía pide 30 años para Garikoitz Aspiazu y Asier Arzalluz por la muerte del magistrado en 2001

04.11.2019 | 09:54
Txeroki y Arzalluz niegan haber estado en Vizcaya cuando ETA asesinó a Lidón
La Audiencia Nacional juzga a Txeroki.

Los etarras Garikoitz Aspiazu Rubina, Txeroki, y Asier Arzalluz Goñi, Santi, han negado este lunes haber estado en Vizcaya cuando miembros de ETA asesinaron a tiros al magistrado José María Lidón en 2001 en la localidad vizcaína de Getxo.

Los dos etarras, que están siendo juzgados en la Audiencia Nacional, únicamente han querido puntualizar este extremo a preguntas de su defensa tras rechazar responder a las de la Fiscalía, que pide para cada uno de ellos 30 años de cárcel por este atentado.

A continuación ha comparecido como testigo la viuda de Lidón, María Luisa Galarraga, quien presenció el asesinato de su marido y que ya prestó testimonio en noviembre de 2005 cuando fue juzgado el etarra Orkatz Gallastegi por haber suministrado a ETA la información necesaria para acabar con la vida del magistrado, hechos por los que fue condenado a 26 años de cárcel.

En esta ocasión, Galarraga ha explicado que en 2016 identificó a Txeroki en una rueda de reconocimiento después de haberle visto en 2008 en la televisión y darse cuenta por su "mirada" de que era uno de los autores de la muerte de su esposo. "Estoy absolutamente segura de la identificación", ha asegurado.

Su hijo, Iñigo Lidón, también presente cuando se produjo el atentado, ha relatado visiblemente emocionado el momento en que identificaron a Txeroki en televisión.

No obstante, ha situado ese momento en 2011 y, ante el baile de fechas, a preguntas de la fiscal ha precisado que su madre ha podido decir que fue en 2008 porque esa fue la fecha en la que Txeroki fue detenido, pero que la imagen que les hizo reconocerle la vieron dos años después, cuando fue entregado a España por primera vez.

La viuda del juez Lidón, en el juicio a Txeroki: "Simplemente, vi cómo mataba a mi marido"

La viuda del juez José María Lidón, María Luisa Galárraga; y el hijo de ambos, Íñigo Lidón, han prestado declaración este lunes. Preguntada sobre si conoce a los acusados, ella, la primera en intervenir, ha zanjado: "Simplemente, vi cómo mataban a mi marido".


La identificación ha sido precisamente el centro de la sesión. Tanto la viuda como el hijo del magistrado declararon primero en comisaría y tres meses después del asesinato en sede judicial que no habían podido identificar a los responsables. En dos ocasiones han participado además como testigos en juicios a personas del mismo comando de ETA, en 2005 y 2008, y tampoco dieron más detalles que la primera escueta descripción con contradicciones en los matices.

Coinciden en que uno era alto y corpulento y otro parecía más menudo y llevaba un gorro de lluvia. Discrepan sobre si el primero llevaba o no una visera, porque ella lo declaró así inicialmente pero ya no lo recuerda. Lidón añade que esa persona, presuntamente 'Txeroki', tenía "las típicas greñitas borrokas". Sostienen que ninguno llevaba gafas y no pueden ya concretar más detalles de la vestimenta.

"A los dos días no eres muy consciente"

"Después de vivir ese horror, a los dos días si me preguntan cómo me llamo igual no lo sé. Tenía bastantes pastillas dentro, se hicieron funerales y una cosa y otra y no era el momento más adecuado para poder identificar a nadie o al menos, tal y como yo me encontraba", ha dicho Galárraga. Íñigo Lidón ha añadido: "Una hora después había cuarenta o cincuenta personas en mi casa (*) Son unas circunstancias en las que te llevan en volandas y no eres muy consciente de lo que haces".

Según sus testimonios, madre e hijo reconocieron a 'Txeroki' como el más alto de los dos cuando años después le vieron bajar de un avión en un Telediario. Ambos han coincidido en que fue un momento de shock. Cenaban juntos viendo la televisión y ahí, al verle de cuerpo entero y en las fotografías que ilustraban la información, se miraron y se dijeron: "Sí, es él". Sin embargo, han diferido en las fechas en que ocurrió: Ella cree que fue en el año 2008 y él sostiene que el descubrimiento tuvo lugar en 2011.

Sí coinciden en el relato del día del asesinato. Lidón hijo había salido en su propio coche minutos antes que sus padres. Cuando circulaba por el pasillo que da acceso a la calle, adelantó a un individuo al que sólo vio por la ventanilla y se cruzó con otro, al que observó caminar frente a él, en dirección opuesta. Le vio de frente, le vio cuando le rebasó por un lateral y después por el retrovisor, cuando al escuchar ruidos miró atrás y se dio cuenta de que los dos individuos estaban disparando a su padre, que salía en su vehículo del garaje a continuación.

Corrió hacia su madre y se abrazó a ella mientras los dos huían, pero uno, al que identifican como 'Txeroki', se volvió a mirar justo antes de marcharse. Ese es el detalle que ambos recuerdan con más claridad. "Yo su mirada la tengo muy clavada y cuando le vi en la televisión, su mirada me hizo volver a revivir todo aquello", ha dicho Galárraga. "Si no llega a ser la suerte de estar viendo la televisión aquel día.. --ha añadido Íñigo Lidón--, Hasta que no ves la imagen de la persona no revives todo otra vez".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Lo último Lo más leído