11 de noviembre de 2019
11.11.2019
Inspiración neofascista

Juzgan a un grupo organizado que humillaba a homosexuales en Cataluña

La banda concertaba citas con ellos y les obligaba a que reconocieran falsamente que eran pederastas

11.11.2019 | 20:35
El grupo se inspiraba en una banda neonazi rusa.

El líder y fundador del grupo Pilla-pilla, que afronta una petición fiscal de 21 años de cárcel por perseguir, humillar y vejar a homosexuales, ha negado este lunes en el juicio que fuesen homófobos y ha alegado que sólo pretendían denunciar a adultos que se citaban con menores con fines sexuales.

En el Juzgado de lo penal número 2 de Granollers (Barcelona) ha comenzado el juicio contra seis supuestos miembros de la banda Pilla-pilla, para quienes el fiscal de delitos de odio pide penas de entre 21 y dos años de cárcel por delitos contra la integridad moral y contra la intimidad.

El grupo, creado y liderado por Mykola, para quien el fiscal Miquel Angel Aguilar pide la pena más alta, se inspiró, según el ministerio público, en una organización neonazi rusa que, con el pretexto de identificar a supuestos pederastas, se dedicaba a perseguir, humillar y vejar a homosexuales.

Según la Fiscalía, entre noviembre y diciembre de 2013, los miembros del grupo contactaron mediante engaño, haciéndose pasar en las redes sociales por un menor de edad, con al menos tres homosexuales, para concertar una cita sexual con ellos.

Una vez la víctima acudía al lugar del encuentro, un grupo de entre diez y veinte personas, de las que han sido identificados por el momento los seis acusados y un menor, que siguió un proceso judicial paralelo, abordaban a la víctima para atemorizarla, humillarla y represaliarla.

En concreto, aprovechando su superioridad numérica, retenían a la víctima y le filmaban mientras le sometían a un interrogatorio intimidatorio con preguntas vejatorias sobre su condición sexual y familiar, obligándole a facilitar ante la cámara su nombre completo y DNI y a reconocer públicamente que eran unos pederastas.

Una vez obtenidas las imágenes, las editaban y las colgaban en las redes sociales, causando según el fiscal un "daño irreparable" en su honor y dignidad.

En su investigación, los Mossos d'Esquadra lograron identificar a tres víctimas, aunque no se descarta que la cifra pueda ser superior.

El juicio ha arrancado esta mañana, con la decisión del juez de visionar a puerta cerrada los vídeos con los interrogatorios, para proteger la intimidad de las víctimas, que declararán el próximo jueves, también sin presencia de medios en la sala.

Tres de los acusados se han acogido en el juicio a su derecho a no declarar y otros tres han respondido únicamente a su defensa, dos de ellos para desvincularse del grupo "pilla pilla".

Entre los acusados que han declarado figura el líder y fundador del grupo, Mykola, que ha alegado que su objetivo era denunciar que había adultos que contactaban con menores con fines sexuales y ha negado que les guiara una ideología homófoba.

El líder y fundador del grupo, un joven de origen ucraniano, ha negado además que tuvieran ninguna relación con grupos fascistas o nazis.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Lo último Lo más leído