07 de marzo de 2020
07.03.2020
La Nueva España
Asamblea

Vox logró multiplicar por cinco sus beneficios en 2019

El partido de Santiago Abascal consiguió aglutinar un total de 5,2 millones de euros en ganancias

07.03.2020 | 13:13
Abascal junto a Espinosa de los Monteros, Ortega Smith y Monasterio.

Vox finalizó el año 2019 con un beneficio neto de 5,2 millones de euros, cinco veces más que el año anterior. Sus ingresos se dividen entre las cuotas de los afiliados y donaciones privadas y las cuantiosas subvenciones públicas recibidas por las sucesivas citas electorales celebradas en 2019.

Así lo ha expuesto este sábado el tesorero del partido, Pablo Sáez, ante la Asamblea General ordinaria de Vox. "Somos un partido muy solvente -ha celebrado ante los afiliados reunidos en el Palacio de Vistalegre-. Donde hay una empresa de éxito alguien tomó alguna vez una decisión valiente. La decisión valiente fue crear Vox, fundar Vox y seguir trabajando por Vox para llegar donde hemos llegado. Y esperamos llegar aún muchísmo más lejos".

En concreto, Vox tuvo en 2019 unos ingresos de 10,7 millones de euros. De ellos, 6,5 millones llegaron de origen privado: 4,6 millones de cuotas y aportaciones de los afiliados y casi 2 millones de donaciones y otros ingresos. El crecimiento de las cuotas fue exponencial en 2019, ya que el partido pasó de casi 24.000 militantes a superar los 52.400 en tan solo doce meses. Eso hizo que sus cuotas subieran de los 818.000 euros en 2018 a 3,9 millones en 2019.

Las donaciones también registraron un importante aumento, pasando de los 460.000 euros a 1,5 millones. El tesorero ha garantizado que Vox da cuenta a la Hacienda Pública de la totalidad de sus donaciones y devuelve aquellas anónimas o que proceden de personas jurídicas, no permitidas por la legislación.

En cuanto a los ingresos de origen público, su importe ascendió a los 9,9 millones, aunque aún tiene pendiente de cobrar 5,7 millones. En concreto 5,7 millones son ingresos electorales por los comicios en 2019 a Cortes Generales (el 28 de abril y el 10 de noviembre), al Parlamento Europeo, a los parlamentos autonómicos y los ayuntamientos; y otros 4,1 millones subvenciones por funcionamiento o seguridad.

5,3 de gastos

Por su parte, los gastos ordinarios de Vox fueron de 5,3 millones de euros. Pablo Sáez ha destacado que estos se pueden financiar únicamente teniendo en cuenta las cuotas de los afiliados. "No hay otro partido que pueda decir esto", ha asegurado celebrando haber logrado encontrar "la piedra filosofal" que hace gastar menos de lo que se gana. "No dependemos de la financiación ajena", ha insistido.

Las cuentas de Vox de 2019 reflejan su crecimiento exponencial en solo cinco años de vida. Los ejercicios de 2014 y 2015 los cerró con pérdidas de 50.000 y 60.000 euros y ya en 2016 empezó a tener beneficios, aunque solo de 60.000 euros ese año y de 82.000 en 2017. Fue en 2018 cuando dio el gran salto, ganando más de un millón de euros y su éxito electoral de 2019 le ha permitido multiplicar esa cifra. Estos datos auguran un "futuro muy prometedor" para el partido, ha vaticinado su tesorero.

Plan ambicioso

Vox ha puesto en marcha un ambicioso plan de formación para todos sus dirigentes nacionales, autonómicos y provinciales con el objetivo de responder con solvencia al crecimiento registrado durante el último año y su entrada en numerosas instituciones. La dirección nacional del partido ha decidido tomar las riendas de la preparación de sus cuadros para asegurarse que se desenvuelven bien en el foco político y mediático y, además, coordinar el discurso y evitar en lo posible los llamados 'versos sueltos'.

"Debemos funcionar como una orquesta. Disciplina, formación y una misma partitura como garantía de futuro y de supervivencia", ha expuesto la vicesecretaria de formación, Begoña Conde, ante la Asamblea General que Vox celebra este sábado en el Palacio de Vistalegre.

El partido ha registrado un crecimiento exponencial durante el último año, en el que además ha logrado representación en numerosos ayuntamientos, parlamentos regionales, las Cortes Generales y el Parlamento Europeo. Eso le obliga a dar formación a "un gran gigante" en continuo crecimiento. "Vamos a abordar un proyecto de una envergadura colosal", ha reconocido Conde sobre un plan de preparación que ya está en marcha para sus candidatos a las elecciones de Galicia y el País Vasco del próximo 5 de abril. "Que nuestros candidatos no tengan ningún problema en enfrentarse a Feijóo (el presidente candidato del PP a la Xunta) o Urkullu (el lehendakari y candidato del PNV)".

El modelo de este plan de formación es muy amplio y abarca desde cursos presenciales a modelos 'online' o talleres de debate. También prevé la celebración de cursos de verano o similares para reunir a sus dirigentes en charlas de expertos en determinadas materias. La vicesecretaria de formación ha reconocido la necesidad de "afianzar" los "cimientos" de Vox para que el partido no quede en una "simple moda" y así ser capaces de "hacer frente al pensamiento único" que denuncian.

Así lo ha explicado también la vicesecretaria de Relaciones Instituciones, Ana Velasco, que ha apuntado también la necesidad de que Vox esté presente en todos los foros o seminarios públicos para amplificar su mensaje.

Pero además, ha avisado a las direcciones provinciales de que el Comité Ejecutivo Nacional les hará llegar protocolos de actuación y objetivos y ellos después deberán reportar informes de resultados con los logros alcanzados.

En esta línea avanza la reforma de estatutos propuesta por la dirección, que amplía las competencias del Comité Ejecutivo Nacional y le otorga la potestad de acordar instrucciones "de obligado cumplimiento para todos los órganos del partido".

Esto aumenta la estructura centralista de Vox, que ya funcionaba como un partido muy jerarquizado sin 'baronías' regionales. El órgano inmediatamente inferior a la dirección nacional son los comités provinciales, que con la nueva reforma estatutaria podrán ser disueltos si el Comité Ejecutivo Nacional considera que incumplen sus órdenes.

"Con la ley en la mano"

Por su parte, la vicesecretaria jurídica, Marta Castro, ha reivindicado la actuación jurídica del partido, que ha realizado más de 135 procedimientos judiciales durante 2019. "Si alguien piensa que aquí se acabaron nuestras intervenciones, se equivocan, lo haremos con la ley en la mano", ha subrayado.

Durante su intervención en la Asamblea General, Castro ha detallado la labor de su vicesecretaria jurídica para ser el "muro de contención" frente a los desmanes que, a su juicio, se quieren imponer.

Según ha precisado, el desglose de estos procedimientos judiciales consiste en más de 111 denuncias en juzgados de instrucción, 19 querellas ante el Tribunal Supremo y juzgados de instrucción, 2 procedimientos en tribunales europeos, 6 procedimientos contenciosos administrativos en tribunales provinciales y 1 procedimiento en el Tribunal Constitucional.

Una de las actuaciones jurídicas de Vox que más repercusión ha tenido durante 2019 fue la realizada contra el presidente de la Generalitat, Quim Torra, en la que la formación de Abascal actuó de acusación particular en el juicio por los lazos amarillos.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Lo último Lo más leído