20 de mayo de 2020
20.05.2020
La Nueva España
Terrorismo

La Audiencia Nacional pone en libertad al etarra Oier Goitia

El miembro de la banda terrorista ha cumplido 10 años por depósito de armas y municiones

20.05.2020 | 20:42
El etarra Oier Goitia Abadia.

La Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional ha ordenado la próxima puesta en libertad del etarra Oier Goitia Abadia al haber cumplido la condena de diez años de prisión a la que fue condenado en 2010 por depósito de armas y municiones.

Así lo acuerda una providencia, a la que ha tenido acceso Europa Press, en la que los magistrados Concepción Espejel, Ángel Hurtado y María Riera aprueban el "licenciamiento definitivo del penado", que será efectivo a partir del próximo 4 de junio, y acuerdan que se informe de ello al centro penitenciario.

El etarra, de 45 años, estuvo integrado en el comando 'Buru-Hauste', que actuó en Madrid durante los años 2000 y 2001. Fue detenido el 23 de mayo de 2005, gracias a la colaboración de la Policía Nacional y la Policía Judicial francesa, en el interior de una vivienda de la localidad gala de Romans-sur-Isère.

Se encargaba del aprovisionamiento y adquisición de material electrónico, armas y documentaciones falsas en otros países, siendo de gran utilidad en las relaciones internacionales que podía mantener ETA. También estaba encargado de crear una infraestructura en Francia mediante el alquiler de pisos o locales, necesaria para el ocultamiento de sus militantes.

Goitia cumplió cinco años de cárcel en Francia por asociación de malhechores con fines terroristas, tenencia ilegal de un arma y municiones y de sustancias utilizables para fabricar explosivos, receptación de robos en banda organizada, tenencia de documentos privados y administrativos falsificados y falsas matrículas.

En junio de 2010, las autoridades galas le entregaron al estar reclamado por la Audiencia Nacional, que le condenó finalmente a diez años de prisión por depósito de armas y municiones. Cumplió las tres cuartas partes de la pena en diciembre de 2017 y poco más de un año después, la Secretaría General de Instituciones Penitenciarias ordenó su traslado a una cárcel más cercana al País Vasco, concretamente a Asturias.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook