09 de junio de 2020
09.06.2020
La Nueva España
Estación Espacial Internacional

La primera cámara de reducido tamaño en el espacio es de una empresa española

El Rey conversa con el astronauta Chris Cassidy, encargado de colocarla en el módulo japonés Kibo

09.06.2020 | 21:07
La primera cámara de reducido tamaño en el espacio es de una empresa española
La primera cámara de reducido tamaño en el espacio es de una empresa española

El Rey Felipe VI ha mantenido este martes una conexión con la Estación Espacial Internacional (ISS), por sus siglas en inglés) para mantener una conversación con el astronauta Chris Cassidy.

Este astronauta será el encargado de colocar en el módulo japonés Kibo de la Estación la primera cámara de reducido tamaño iSIM 170 en el espacio, desarrollada por la empresa española Satlantis, que a final de mes comenzará a tomar fotografías de la Tierra.

Tras siete años de trabajo, la compañía española ha pasado todas las pruebas de homologación para colocar su primera cámara óptica de reducido tamaño del mundo en el espacio. Japón ha acogido esta cámara en su módulo externo de la Estación Internacional, donde por vez primera será instalada una tecnología no japonesa. Estados Unidos será el encargado de acoplar esta tecnología, de la mano de sus astronautas.

Durante la conversación, Felipe VI ha trasmitido su agradecimiento por poder conectar con la Estación Espacial Internacional 17 años después de la última conexión en directo entre España y la ISS en 2003.

El monarca ha destacado la importante colaboración entre los tres países implicados (Japón, Estados Unidos y España) y ha puesto de relieve la participación española en el proyecto con una tecnología innovadora en el programa espacial. Asimismo, ha agradecido a la tripulación, a la NASA, JAXA y Satlantis, el esfuerzo que han hecho para llegar a este momento.

Alta resolución submétrica

Con un peso de 15 kilos, un 80% inferior a las tecnologías clásicas, la cámara de alta resolución submétirca iSIM 170 de Satlantis grabará 20 imágenes por segundo de zonas terrestres clave, como grandes ciudades, fronteras, costas, zonas naturales u océanos.

Estas imágenes permitirán detectar diferentes amenazas para el mar, como vertidos de petróleo de barcos, proliferación de algas o plásticos flotantes. Asimismo, se podrá hacer un seguimiento de los avances y patologías en cosechas o incendios, así como análisis de la climatología y sus consecuencias.

Gracias a la alta resolución de las imágenes, los datos obtenidos generarán observatorios para desarrollar nuevas políticas medioambientales a nivel global.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook