21 de julio de 2020
21.07.2020
La Nueva España
Crisis del coronavirus

El PSOE pide unidad para la reconstrucción y el PP se abre a apoyarle en Sanidad y UE

Patxi López pide a los partidos en el Congreso dejar de derrochar energías en "luchas internas"

21.07.2020 | 20:53
El PSOE pide unidad para la reconstrucción y el PP se abre a apoyarle en Sanidad y UE
El PSOE pide unidad para la reconstrucción y el PP se abre a apoyarle en Sanidad y UE

El PSOE ha aprovechado el debate en el Pleno del Congreso de las conclusiones de la Comisión para la Reconstrucción Social y Económica tras el Covid-19 para llamar una vez más a la unidad de todas las fuerzas para tratar de acelerar la salida de la crisis, siguiendo el ejemplo del acuerdo de los 27, y el PP ha dejado entrever su disposición a apoyar dos de los cuatro documentos salidos de este foro: el relativo a la Sanidad y a la Unión Europea.

La sesión ha comenzado con unas palabras del que ha sido presidente de esta comisión, Patxi López, pidiendo a los partidos dejar de derrochar las energías en "luchas internas" y apelando a la unidad. "España no puede permitirse lucha contra sí misma" en un momento como éste, ha dicho.

Y en la misma línea la portavoz socialista, Adriana Lastra, ha defendido que ha llegado el momento de estar "a la altura" de una sociedad que cada día ha sido un ejemplo de "responsabilidad y unidad", y ha querido dejar claro que el dictamen, que se votará este miércoles, "no es un acuerdo de partido ni de Gobierno, sino un acuerdo de país".

Lastra cree que sería un "error" que los distintos partidos no fueran capaces de alcanzar un acuerdo cuando la UE ha abierto "un nuevo camino" pactado un fondo de recuperación que ha calificado de "histórico" y ha garantizado en este sentido que el PSOE está dispuesto a hacer "todo lo necesario" en aras de ese objetivo. Como muestra de ello ha destacado que de las 57 transaccionales presentadas al texto, 54 las ha firmado su partido.

En esta misma línea, su homólogo de Unidas Podemos, Pablo Echenique, ha defendido que no hay que entender el dictamen final como "una suerte de lista de la compra, en la que faltan o sobran determinados elementos", sino como una "dirección de país". Eso sí, ha reconocido que si solo dependiera de su grupo, se habría incluido la derogación de la reforma laboral del PP, el impuesto a la riqueza o la regularización de las personas migrantes. Con todo, ha destacado que se trata de "un buen acuerdo entre diferentes", que demuestra que "son mayoría" los que defienden "lo público" o que "no hay justicia social sin justicia fiscal".

El PP, contra la "tierra quemada"

Desde el PP, Ana Pastor también ha puesto de relieve que lo que los españoles esperan de sus representantes es que busquen "puntos de encuentro", aunque sean "pocos", y de los que "nadie", a su juicio, debe "avergonzarse" porque el objetivo "irrenunciable" a conquistar es salir de la crisis provocada por la pandemia. Pero, para ello, considera que hay que dejar de lado "las cartillas ideológicas" y la política de "tierra quemada".

Pastor ha puesto de relieve las decenas de 'recetas' para la reconstrucción del país planteadas en estos dos meses por el PP y se ha felicitado que algunas hayan sido incorporadas al dictamen, citando expresamente la transaccional sellada con el PSOE para la creación de una Agencia Nacional de Salud, una de las iniciativas incluidas en el Pacto Cajal presentado hace semanas por su presidente Pablo Casado.

A su juicio, aunque sólo sea por alcanzar un pacto por la Sanidad esta Comisión para la Reconstrucción habrá "valido la pena", apuntando en este sentido que el PP está cerca de apoyar el documento relativo a la Sanidad y el de la UE, no así el de Políticas Sociales y Reactivación económica. No obstante, ha recalcado que aún tienen que analizar todas las enmiendas.

Por Vox, partido que se apeó de la Comisión en junio, ha intervenido Juan Luis Steegman para cargar una vez más contra la "mala gestión" que el Gobierno ha hecho de la crisis sanitaria y para criticar que se haya hecho creer a los españoles que en "un mes" era posible reconstruir el país con una Comisión de la que ha salido, en su opinión, un dictamen que es "una farsa, un trampantojo y un decorado".

"La maniobra exculpatoria ha sido muy grosera", ha denunciado Steegman, para recalcar que su partido no iba a ser cómplice de la misma, sin desvelar si finalmente participarán o no de la votación del documento final, lo que podría poner en apuros el dictamen social.

Desde Ciudadanos, Edmundo Bal ha celebrado el "alto grado" de consenso alcanzado en la Comisión para la Reconstrucción y ha ensalzado el papel jugado por su partido frente a aquellos que están más cómodos en el "cuanto peor, mejor", en alusión a "populistas y separatistas, y ha llamado a que la "buena noticia" del acuerdo de Europa traiga consigo las reformas estructurales que España necesita y que hasta ahora ni PSOE ni PP han acometido.

ERC critica el "Juan Palomo"

De su lado, el portavoz de ERC, Gabriel Rufián, ha censurado por "insuficiente" que la Comisión para la Reconstrucción se haya cerrado con una especie de "Juan Palomo" entre PSOE y PP, y ha echado en falta que no se hayan incluido en el dictamen una flexibilización del superávit municipal, un impuesto a las grandes fortunas y una regulación exprés de los migrados que han trabajado en el sector socio sanitario en esta pandemia.

También ha alertado contra los "recortes" que traerá consigo en los Presupuestos los millones pactados en Europa, unas cuentas que cree que serán más fáciles de negociar con Ciudadanos que con su partido.

Tanto el PNV como Junts han cuestionado los resultados de un órgano que, según Aitor Esteban, ha sido "un gran paripé" en la que tanto el PSOE como Unidas Podemos han pretendido llevar al terreno ideológico un dictamen lleno de "generalidades pero sin ningún plan", y "empeñado" en entrar en materias que no son competencia del Estado, como es el caso de la Sanidad.

De hecho, ha confirmado que su partido sólo apoyará el documento de la UE, el único que también ha avanzado que respaldará Junts que, por su parte, prevé abstenerse en el bloque relativo a la Reactivación Económica si finalmente sale adelante la enmienda transaccional con el PSOE para promover un régimen sancionador contra la morosidad de las empresas.

También desde el Grupo Plural el diputado de Más País Íñigo Errejón ha lamentado que el Gobierno utilice el BOE cuando quiere hacer las cosas y las comisiones cuando no, le ha recordado que cuenta con una mayoría, la de la investidura, para sacar adelante cuestiones como la tasa Tobin, los medidas en favor de la conciliación o el blindaje constitucional de la Sanidad y le ha instado a aprovechar el "buen acuerdo" de Europa para transformar el país. "La pelota está ahora en el tejado del Gobierno", ha dicho.

También ha llamado a impulsar algunas de las propuestas "constructivas" que no se han incluido en el dictamen el diputado de Compromís, Joan Baldoví, entre las que ha citado el compromiso de presentar un nuevo modelo de financiación antes de final de año o el de poner condicionalidades a las ayudas públicas a las empresas. Con todo, ya ha confirmado que su partido votará a favor del documento final porque "por encima del ruido están las personas, que quieren sosiego e incertidumbre".

Bildu, BNG y la CUP dicen no

Por el contrario, el BNG ha avanzado que votará en contra de todo, al igual que los diputados de la CUP y Bildu, que ha justificado su posición en los pactos alcanzados por el PSOE con la derecha "para reactivar la precariedad, los despidos y el empobrecimiento de la mayoría social".

Desde Teruel Existe, Tomás Guitarte ha agradecido el esfuerzo realizado en la consecución de acuerdos, en la misma línea que Pedro Quevedo, de Nueva Canarias, dando a entender su apoyo al dictamen, al igual que el representante del PRC, José María Mazón, pese a considerar que lo acordado esta lleno de medidas "genéricas" sin cuantificación alguna. Quien seguro no respaldará el grueso del documento es UPN ni CC, que sólo ha confirmado que dará un sí al texto de la UE.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Lo último Lo más leído