28 de septiembre de 2020
28.09.2020
La Nueva España
Tenerife

Un hombre con Covid-19 se va de copas y termina detenido por violencia machista

Terminó enzarzado en una disputa con su pareja en el piso que comparten en La Laguna

28.09.2020 | 11:32
Una patrulla de la Policía Local de La Laguna.

Una pareja que había dado positivo al coronavirus, y era consciente de ello, estuvo de fiesta por Santa Cruz de Tenerife durante la noche del pasado sábado y después el hombre, de 37 años y de nacionalidad venezolana, acabó detenido por violencia de género en el municipio de La Laguna, donde reside, después de que este y la víctima se agredieran de forma mutua.

La intervención de los agentes se produjo durante la medianoche del pasado sábado 27 de septiembre, cuando acudían a bares de la calle Heraclio Sánchez para hacer cumplir el horario de cierre.

En ese momento, varios vecinos los avisaron de que una mujer pedía auxilio desde una ventana en una vía de las inmediaciones, ya que supuestamente la estaban agrediendo.

Los funcionarios del cuerpo de seguridad accedieron hasta el piso y, como es habitual, se entrevistaron con las dos partes y llegaron a la conclusión de que ambas personas se habían golpeado.

El implicado reconoció que estaba infectado con el coronavirus, por lo que los agentes tuvieron, a partir de ese momento, que extremar aún más las precauciones durante su actuación. A la afectada, de 26 años y de origen colombiano, ya le habían dado el alta, tras haber tenido también el Covid-19.

El varón que acabó arrestado mostró un documento de identidad de la República Bolivariana de Venezuela, pero se halla en situación irregular en España. En el momento de ser apresado debía haber estado en su tercer día de aislamiento, pero, en cambio, según reconoció a los policías, estuvo de copas por una zona de ocio de la capital tinerfeña, aunque se desconoce el lugar exacto.

En el servicio tomaron parte dos agentes de Seguridad Ciudadana y otros tantos de la Unidad de Refuerzo al Servicio e Intervención (URSI). Dichos profesionales han mantenido la custodia del ahora arrestado en el Hospital Universitario de Canarias (HUC) y hasta anoche no habían descansado. El motivo es que, cuando finalice su actuación, deberán quedar en aislamiento durante el tiempo que sea necesario y no se quiere que el resto de sus compañeros de plantilla tengan que pasar por ese protocolo de prevención.

Durante la jornada de ayer se procedió a la desinfección de los dos vehículos policiales utilizados para el traslado del arrestado y de la víctima hasta los respectivos centros sanitarios.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook