En plena campaña electoral en Cataluña parecía complejo que la batalla por la presidencia de la Generalitat no acabase colándose en el Congreso de los Diputados. La sesión de control al Gobierno de este miércoles ha dado buena cuenta de ello. El portavoz de ERC en la Cámara baja, Gabriel Rufián, ha aprovechado para atacar a los socialistas por haber recurrido el aplazamiento de las elecciones priorizando los "votos por encima de vidas". El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, tampoco ha dejado escapar la oportunidad para lamentar lo "contraproducente" de que el independentismo vuelva a ofrecer "más de lo mismo" para los próximos cuatro años.

A poco más de 10 días de que los catalanes acudan a las urnas, el portavoz de los republicanos ha afeado a Sánchez que haya priorizado su interés partidista al de los ciudadanos de Cataluña con la elección de Salvador Illa como candidato del PSC a la Generalitat, con su consecuente abandono del Ministerio de Sanidad en plena tercera ola. "Soy duro porque la realidad es dura, nos molesta muchísimo que ustedes prioricen los votos sobre la vida", le ha espetado.

Además, ha reprochado que el Tribunal Superior de Justicia de Catalunya (TSJC) tumbará el decreto del Govern para aplazar las elecciones hasta el 30 de mayo. "Quizá los jueces, sus jueces, han convocado las elecciones pero les puedo asegurar que los catalanes decidirán quienes ganan y que ustedes no van a convertir la Generalitat de Catalunya en un despacho de la Moncloa", ha sentenciado. A este respecto, ha lamentado que cerca de 200.000 personas puedan ver limitados sus derechos para votar debido a que estén "confinadas o infectadas".

La réplica

"¿Qué le molesta más, que deje de ser ministro de Sanidad o candidato a la presidencia de la Generalitat?", le ha repreguntado Sánchez antes de señalar que Carolina Darias es "una gran ministra de Sanidad". Además, el presidente del Gobierno ha subrayado que Illa no se va a Cataluña "de vacaciones" sino para enfrentar la "mayor emergencia económica, social y sanitaria de los últimos cien años" y ha superar "la confrontación, la división social y la decadencia".

Sánchez ha negado que la convocatoria el próximo 14 de febrero se deba a la decisión del TSJC sino a la incapacidad de ERC y JxCat de elegir, hace unos meses, a un nuevo 'president' y, por tanto, a la consecuente "convocatoria técnica" de unos comicios. "La responsabilidad es de ustedes", le ha espetado el jefe del Ejecutivo.