Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Crisis del coronavirus

La Guardia Civil ya pide justificación para entrar en Ibiza a los viajeros de España

Los pasajeros procedentes del extranjero, ya sea en el vuelo regular de Amsterdam o en ‘jets’, no necesitan argumentar una causa para viajar a la isla ya que pueden viajar por simple ocio, aunque siempre con PCR negativa

Control en el aeropuerto de Ibiza

Control en el aeropuerto de Ibiza

La Guardia Civil del aeropuerto de Ibiza comenzó el pasado jueves a exigir una justificación de entrada en la isla a los viajeros españoles o extranjeros residentes en España que llegan en vuelos procedentes de la península, al igual que ocurría durante los meses de confinamiento del año pasado. En principio, sólo existen tres causas por las que un viajero español que llega desde la península puede entrar en Ibiza: residencia, motivos laborales o sanitarios. Es una de las restricciones a la movilidad aprobadas para controlar la pandemia de covid.

También se les exige en el aeropuerto a los viajeros españoles, con excepción de los vuelos interislas, una prueba PCR negativa o, en caso de que no se hayan hecho este test, se les pide que se realicen la prueba de antígenos en el mismo aeropuerto.

A día de hoy, sólo cuatro ciudades de la península tienen conexión con Ibiza: Madrid, Barcelona, Valencia y Alicante. Los pasajeros de los vuelos interislas están exentos de cumplir cualquier requisito, es decir, no tienen que dar explicaciones del motivo de su viaje ni tampoco presentar pruebas negativas de covid.

Una pasajera en el Aeropuerto de Ibiza J. A. Riera

Por su parte, los ciudadanos extranjeros que llegan a la isla directamente desde sus países en vuelos regulares o en aviones privados no tienen que aportar justificación alguna para entrar en Ibiza. Pueden viajar por motivos de ocio, a diferencia de los españoles, que actualmente no pueden viajar a la isla para hacer turismo. Sí se les exige a todos los extranjeros una PCR negativa, como a los nacionales.

Actualmente, y desde hace unos tres meses, el aeropuerto de Ibiza sólo recibe un vuelo regular procedente del extranjero, concretamente de Amsterdam, con una frecuencia de tres días por semana.

Sanidad y Guardia Civil

En los vuelos de Ámsterdam suelen llegar unas 40 o 50 personas en cada avión, y aunque los pasajeros son en su mayor parte de Países Bajos, también llegan muchos alemanes, franceses y británicos, además de otras nacionalidades. A los pasajeros de Ámsterdam les recibe el personal de Sanidad, que les exige la PCR negativa.

A los pasajeros españoles procedentes de alguna de las cuatro ciudades peninsulares que vuelan a Ibiza les recibe el personal de Sanidad y la Guardia Civil, cuyos agentes comprueban si cumplen con alguno de los tres requisitos que pueden justificar su viaje. En caso de que no puedan argumentar su presencia en la isla, es decir, si no son residentes ni pueden demostrar motivos laborales o sanitarios, se les permite la entrada, pero los agentes de la Guardia Civil les entregan una propuesta de sanción.

En cualquier caso, sea cual sea la nacionalidad del viajero y la procedencia de su vuelo, regular o privado, todos los viajeros deben responder un formulario con cuestiones de índole sanitaria.

Compartir el artículo

stats