Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Partido Popular

Cantó sigue pendiente de destino en el PP tras quedarse sin consejería en Madrid

Las opciones se reducen a un cargo en el segundo escalón de Ayuso mientras el exlíder de Cs no olvida la política valenciana

Isabel Díaz Ayuso junto a Toni Cantó.

Isabel Díaz Ayuso junto a Toni Cantó.

Ni diputado en la Asamblea de Madrid ni tampoco consejero de Cultura en el Gobierno de Isabel Díaz Ayuso. El destino de Toni Cantó en el PP sigue siendo una incógnita, por lo que un posible regreso a a la política valenciana nunca es descartable.

El que fuera casi dos años líder de Ciudadanos en las Corts sigue en expectativa de destino tras su salto al PP cuando se cumplen tres meses de su súbita salida del parlamento valenciano para tratar de integrarse en las listas electorales de la Comunidad de Madrid.

Ayuso lo situó en el quinto puesto de su lista, como independiente, por mediación de la dirección nacional del PP. Pero su primer objetivo, el de ser diputado autonómico en Madrid, lo desbarató el Tribunal Constitucional en abril al entender que no podía presentarse a las autonómicas del 4 de mayo por no haberse empadronado a tiempo, aunque el exdiputado valenciano se implicó en la campaña electoral de Díaz Ayuso.

Entonces se especuló con que sería consejero, pero la cartera de Cultura que siempre ambicionó ha recaído en otra ex de Ciudadanos, Marta Rivera de la Cruz, precisamente quien facilitó el acercamiento entre Ayuso y Cantó las pasadas navidades y que ya había ostentado esa delegación en el anterior gobierno bipartito de PP y Cs antes del adelanto electoral.

Así, las quinielas sobre el futuro político de Cantó siguen abiertas. Ayuso tiene pendiente de nombrar el segundo escalón de su gobierno por lo que su entrada en el gobierno madrileño, aunque en un cargo de menor relevancia, es una opción y más con Marta Rivera, ex de Cs, como consejera.

Pero algunos medios interpretaban este fin de semana que Cantó fue en su momento imposición de Génova a Ayuso, lo que había derivado en un pulso entre Pablo Casado y la presidenta autonómica que, de momento, ganaba la segunda al excluir a Cantó de su gobierno.

Así, las opciones se reducen y mucho, hasta el punto de que ayer se especulaba que o entraba en el segundo escalón o se quedaba sin nada. Mientras, la posibilidad de un regreso ahora a la política valenciana de la mano del PP tampoco parece posible. Cantó se ofreció para cualquier destino, autonómico o en València ciudad, pero en el entorno del actual líder, Carlos Mazón, sostienen que Cantó tiene que decidir dónde quiere estar y también si quiere dar el paso de afiliarse al PP.

Cantó no olvida la política valenciana y hace unos días recuperó uno de sus clásicos al llamar "PSC valenciano" al PSPV

decoration

Pero Cantó no olvida la política valenciana. Hace unos días recuperó uno de sus clásicos al llamar "PSC valenciano" al partido de Ximo Puig y asegurar que el Botànic guardaba silencio después de que el PSOE negara a los valencianos agua y financiación y les acusaba de cómplices, según escribió en redes sociales.

Y a Cantó se le ha cerrado otra puerta, la de senador por designación de la Asamblea de Madrid ya que la ley autonómica obliga (al contrario que en la Comunitat Valenciana) a que el designado sea diputado en esa Asamblea.

Compartir el artículo

stats