Suscríbete

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Memoria histórica

El presidente provincial olvidado

Exhuman los restos de José Hernández Merlo, máximo dirigente de la Diputación de Castellón en el 1937 y fusilado por el régimen franquista en 1941

Operarios están volcados en la recuperación de los cuerpos.

José Hernández Merlo fue presidente de la Diputación de Castellón entre el 19 de enero y el 15 de diciembre del 1937. Trabajó en la Compañía Hidroeléctrica del Mijares, ocupó el cargo de secretario local de UGT en Castelló y formó parte del Comité Provincial del PSOE en la provincia. Antes de ser el máximo dirigente de la corporación provincial, también tuvo acta de concejal del Ayuntamiento de la capital de la Plana el 1936 y durante la Guerra Civil ejerció como director del Hospital Provincial. Acabada la contienda, Hernández Merlo fue detenido en Ludiente y estuvo preso en las cárceles de Menorca, Burriana y Castellón.

Es parte de la historia del servidor público que, a los 41 años de edad, en el Consejo de Guerra celebrado el 29 de abril del 1941, fue condenado a muerte tras dicho juicio sumarísimo y asesinado por fusilamiento a cargo del régimen franquista el 5 de agosto de ese mismo año.

Pese a su dedicación por la sociedad castellonense, poco se conoce sobre este mandatario provincial. Hasta ahora. Este viernes técnicos especialistas trabajaban en recuperar los restos de Hernández Merlo y otras víctimas del franquismo en el cementerio de Castelló. Un emotivo acto en el que estuvo presente el actual presidente de la Diputación, José Martí, y la diputada provincial de Memoria Histórica, Tania Baños, así como representantes del Grup de la Recerca per la Memòria Històrica de Castelló y también familiares del presidente fusilado.

Martí acudió a la exhumación de los restos en Castelló.

Restaurar su recuerdo

La corporación actual encabezada por Martí tratará ahora de reparar la memoria de Hernández Merlo. La familia ya cuenta con el encargo de aportar un imagen «para que ocupe el lugar que le corresponde y que ahora no tiene», pues la intención pasa por colocar un retrato suyo en el Palau de Les Aules, tal y como es tradición con los máximos dirigentes de la Diputación de Castellón.

De forma paralela, la corporación provincial pretende concluir las exhumaciones de todas las víctimas del franquismo que quedan en el cementerio de la capital a lo largo de este año, para lo que dispone en los presupuestos del presente ejercicio que asciende a 50.000 euros. «Nos mueve la humanidad, querer ayudar a personas ya muy mayores a cumplir su anhelo de localizar e identificar a sus familiares», afirmó Martí en su día como uno de los argumentos que motivan este tipo de acciones impulsadas desde el ejecutivo provincial.

En total, desde el 2018, se han recuperado los restos de 93 personas en el cementerio de la capital de la Plana. Precisamente, en estas tres anteriores campañas, las del 2018, 2019 y 2020, el Ayuntamiento de Castelló exhumó 49 cuerpos, que se sumaron a los 24 de la campaña 2020 de la Diputación y a los 20 de la campaña del 2020 de la Generalitat Valenciana. Fruto de esta colaboración entre las tres administraciones, la provincia ha podido recuperar estas víctimas de la represión franquista. 

Compartir el artículo

stats